Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Segunda jornada de embotellamientos en los accesos a Barcelona debido al caos ferroviario

La vías más afectas son las que enlazan con el Baix Llobregat y las rondas.-Pocas colas y fluidez en el servicio de autobuses especial

Las principales vías de acceso a la ciudad de Barcelona han registrado hoy en hora punta retenciones de vehículos similares a las de ayer. Se han concentrado en la C-31 y la C-32, a su paso por las poblaciones del Baix Llobregat, así como en las rondas. La llegada y salida de viajeros, sin embargo, se ha desarrollado con fluidez. El plan alernativo para paliar los cortes registró esta mañana más usuarios y más autobuses que ayer, y funcionó con "normalidad", según RENFE.

El responsable de la línea del AVE Madrid-Barcelona-Frontera Francesa, Antonio Fernández Gil, ha dicho hoy que los cortes podrían alargarse durante unos 15 días.

Un portavoz del Servicio Catalán de Tráfico (SCT) ha asegurado que el comportamiento de los conductores ha sido igual al de ayer, la primera jornada en la que se ponía en marcha el plan alternativo de transporte para paliar las restricciones del servicio de Renfe de Cercanías. El tráfico aguantó sin alcanzar el colapso.

En estas vías, la C-31 y la C-32, que enlazan con el Baix Llobregat y el Garraf, se han experimentado colas a primera hora -hacia las 06.30- desde Gavà a El Prat, en el primer caso, y desde Castelldefels a Sant Boi, en el segundo.

El tráfico ha empezado a normalizarse entre las 09.00 y 09.30, lo que supone que los viajeros en general han tenido que avanzar más de media hora sus trayectos para llegar a la capital catalana. Otras carreteras que han registrado colas son la B-204 y la B-210 que enlazan Gavà con la C-31, así como la comarcal 245, que une Sant Boi con el Nudo de la Trinidad.

Los accesos a Barcelona por el sur también se han visto afectados, aunque no mucho más que en un día normal, en especial en las rondas y en la A-2, en puntos como Sant Vicenç dels Horts.

Colas moderadas en los buses especiales

La segunda jornada con reducción parcial de tres líneas de Cercanías de Renfe se ha saldado en las horas puntas de la mañana con nuevas colas de usuarios en la estación de Gavà, aunque la presencia evidente de más autobuses en la estación de esta población ha contribuido a una cierta fluidez en la llegada y salida de viajeros.

El responsable de Cercanías de Renfe, Miguel Ángel Remacha, ha asegurado que el número de personas que han utilizado hoy los autobuses ha sido sensiblemente superior al de ayer y que su llegada se ha adelantado en el tiempo, de manera que la hora punta se ha situado hacia las 07.40 horas, cuando en circunstancias normales es a las 08.10 horas.

Entre los viajeros, David, un estudiante de la Universidad Politécnica de Cataluña, ha explicado que hoy se ha levantado tres horas antes de lo habitual para poder llegar a tiempo al campus de Castelldefels desde el barrio barcelonés de Horta, donde reside. Pese a este esfuerzo, ha asegurado que "llego tarde igualmente".

"Esto va para largo", ha sentenciado resignado, una actitud generalizada entre los usuarios que también ha expresado Magda, una joven cuyo destino es Barcelona y que ha hecho cambio del tren al autobús en Gavà. Magda ha vaticinado: "hoy llegaré más tarde de lo que ya es habitual, porque con el tren nunca se llega a tiempo".

Por su parte, otra usuaria, Julia, ha indicado que "hacer el transbordo es molesto porque hay que bajar del tren, hay aglomeraciones y empujones pero, como mínimo, es una alternativa para llegar al trabajo, aunque sea tarde".

Una de las viajeras que hoy se ha decantado por el tren después de utilizar ayer el vehículo privado ha sido Marta, que ha recordado: "entre las caravanas, los peajes que pagué ayer y el aparcamiento que también tuve que abonar en Barcelona, prefiero coger el tren aunque llegue tarde".

Viajes gratis para compensar los retrasos

Los viajeros de las líneas 2 Sur (Barcelona-Vilanova-Sant Vicen de Calders), 7 (Martorell-L'Hospitalet) y 10 (Barcelona-Aeroport) de Cercanías, afectadas por la interrupción del servicio de Cercanías de Renfe entre Bellvitge y Sants desde el pasado sábado, podrán acceder gratis a partir de hoy a los trenes y autobuses habilitados para suplir estos trayectos. A los clientes que dispongan de abonos se les entregará un billete devolución cada vez que usen el tren en alguna de las tres líneas directamente afectadas.

Con esta medida, que se prolongará mientras se mantenga la modificación temporal de los servicios ferroviarios, el Ministerio de Fomento atiende una de las reclamaciones recurrentes realizadas durante el día de ayer por los ciudadanos afectados por el caos viario. Renfe ha puesto en funcionamiento un teléfono de información, el 900 20 22 20.

Por su parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, comparecerá voluntariamente en el Congreso para tratar sobre el caos ferroviario, después de pedirlo ayer. La Junta de Portavoces será la encargada de poner fecha a esa comparecencia que, se producirá previsiblemente el próximo miércoles 31 de octubre.