Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La impostora del 11-S se llama Alicia

'The Nwe York Times' relevó el jueves que la historia de Tania Head, presidenta de una asociación de víctimas del 11-S era falsa.- Hoy cuenta 'La Vanguardia' que es de Barcelona

Tania Head, la presidenta de una de las asociaciones de víctimas del 11-S destituida esta semana ante las sospechas que suscitó su relato sobre lo vivido el 11 de septiembre de 2001 en los ataques contra el World Trade Center de Nueva York, es de Barcelona y en realidad se llama Alicia Esteve Head.

Según publica hoy el diario La Vanguardia, el relato de la ya ex presidenta de la asociación Red de Supervivientes del World Trade Center sobre lo ocurrido el día de los atentados en el piso 78 de la torre sur del World Trade Center está repleto de detalles inverosímiles.

The New York Times reveló el jueves en portada las sospechas de que Tania (en realidad, Alicia) no es una víctima del 11-S, tal y como ella explicaba ante periodistas y estudiantes en diferentes foros.

Escándalo económico

Alicia Esteve Head pertenece a una familia de conocidos empresarios barceloneses que se vio implicada en 1992 en el

escándalo económico conocido como el caso Planasdemunt, según La Vanguardia.

Su padre, Francisco Esteve Corbella, y su hermano, Francisco Javier Esteve Head, fueron condenados a penas de prisión por un delito de falsedad documental (fraude de pagarés falsos) distribuidos por la empresa barcelonesa BFP. La ex presidenta de Red de Supervivientes del World Trade Center vivió en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi y trabajó entre 1998 y 2000 en la empresa Hovisa, propietaria por aquel entonces del Hotel Arts de la capital catalana.

Era la secretaria de uno de los responsables de Hovisa y algunos de los compañeros de esa etapa aseguran que era de carácter complicado, tenía aspiraciones profesionales y quería ser siempre el centro de atención, en ocasiones relatando historias prácticamente imposibles.

La supuesta impostora afirmaba ser uno de los 19 supervivientes que se hallaban en los pisos donde impactaron los aviones o en las plantas superiores. También aseguraba trabajar en las oficinas que el banco de

negocios Merrill Lynch tenía en la torre sur, haber estudiado en las universidades de Harvard y Stanford -hechos que desmienten las citadas entidades- y estar a punto de casarse con su novio, Dave, que murió en la torre norte (la familia y los amigos de este hombre nunca habían oído hablar de ella).