Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rosa Díez abandona el PSOE pero sigue siendo "socialista"

La eurodiputada renunciará también a su acta en Parlamento Europeo para dedicarse a tiempo completo a un nuevo partido

La eurodiputada socialista Rosa Díez ha anunciado hoy que abandona el PSOE y que renuncia a su escaño en el Parlamento europeo para incorporarse a la Plataforma Pro, una iniciativa política impulsada por Basta Ya tendente a conformar un nuevo partido. Díez, que ha adelantado unos días su comparencia por los rumores acerca de su salida, ha matizado que, aunque fuera del partido, seguirá siendo socialista. La eurodiputada conservará su carné de militante, en el que puede leerse unas palabras de Pablo Iglesias que motivaron y describen su decisión. "Somos socialistas para llevar nuestras ideas a todas partes", ha citado en referencia a la incapacidad de mantener un equilibrio entre la disciplina del partido y su compromiso con la sociedad. Díez ha reconocido que la política antiterrorista y el modelo de Estado han sido los principales puntos de fricción con la dirección del partido.

Díez ha comunicado su decisión al secretario general del partido y presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, por carta, de tal modo que su salida del partido se hace efectiva de manera inmediata. No es así en cuanto su acta en el Parlamento europeo, "un trámite que toma su tiempo".

Todo porque ha llegado a la conclusión de la "inutilidad de defender estas ideas desde dentro". Tras precisar que si hay que elegir entre seguir las instrucciones del partido o cumplir el compromiso adquirido con los ciudadanos, me quedo con lo segundo", Díez ha informado de que pasa a dedicarse a tiempo completo a la Plataforma PRO (Por un nuevo partido político en España), impulsado por Basta Ya, y que si éste fracasa recuperará su plaza como funcionaria.

El filósofo Fernando Savater, uno de los impulsores del nuevo partido promovido por Basta Ya, explicó hoy que la hasta ahora eurodiputada socialista Rosa Díez pasará a formar parte de la nueva formación como "un banderín de enganche" para que los ciudadanos tengan una "orientación".

"Hay que aclarar a esos ciudadanos que los partidos son de ellos, de los militantes y simpatizantes y no de quiénes ganan los congresos", ha dicho en referencia al cónclave del PSOE en el que José Luis Rodríguez Zapatero salió elegido secretario general en 2000. En ese congreso, Rosa Díez obtuvo 65 votos frente a los 414 de Zapatero.

La eurodiputada ha abundado en que ha sido su compromiso con los ciudadanos el que ha motivado su salida del partido, en el que ha permanecido hasta que ha sido imposible "trabajar desde dentro" y no porque se sintiera cuestionada porque la ex militante socialista estaba "dispuesta a seguir viviendo incómodamente dentro del PSOE". Díez se despidió con agradecimientos hacia simpatizantes y militantes, por su confianza, al tiempo que ha pedido disculpas a las bases por "si pudiera haberles herido sus críticas hacia el PSOE y hacia su secretario general".

Una confirmación anunciada

La decisión de Rosa Díez no ha sorprendido en el PSOE. Para el portavoz del PSE-EE, Rodolfo Ares, ese abandono era de esperar porque "hace tiempo que venía atacando las tesis del PSOE y defendiendo las del Partido Popular", aunque la acusó de "deslealtad" y de "poca coherencia política y personal" por trabajar "desde dentro del partido socialista para poder montar otro partido"" En el mismo sentido, la familia de los socialistas europeos ha mostrado su satisfacción porque Díez "haya encontrado su sitio fuera del partido", según ha manifestado el eurodiputado Javier Moreno.

En referencia a las acusaciones de "hipocresía" por haber conservado el carné socialista los últimos tres años mientras criticaba a sus dirigentes y cuestionaba sus políticas, Díez se ha mostrado indiferente. Ante las declaraciones del portavoz parlamentario de los socialistas vascos, José Antonio Pastor, dijo que no le interesaba lo que se dijera sobre su persona, ya que siempre ha defendido las políticas del PSOE porque "creo en ellas", ha dicho.

El líder del PP, Mariano Rajoy ha argumentado que la salida de la eurodiputada Rosa Díez del PSOE "revela lo que piensa mucha gente: que el presidente del Gobierno no es una persona de fiar". Esta "gente", según añadió, "no sabe cuáles son sus proyectos de futuro" ni "qué es lo que quiere hacer con su país, y por eso se van del partido y montan otro partido".