Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una aventura sexual de altura

El magnate del grupo británico Virgin alardea de haber mantenido un 'affaire' en un avión

El extravagante multimillonario, Richard Branson, dueño del grupo Virgin, no deja de sorprender. En su última entrevista, concedida a la revista GQ, cuenta que ha probado la cocaína, el éxtasis y la viagra. Pero no sólo eso, también alardea de haber mantenido una aventura sexual en pleno vuelo. Fue cuando tenía 19 años y con una mujer casada.

Richard Branson, conocido por lograr varios records mundiales de vuelo, afirma haber realizado "el sueño de todo hombre" en aquel avión. Pero no todo fue de color de rosa: "El problema es que los servicios de los aviones son muy estrechos y las acrobacias no pueden durar. No hay sitio y la gente empieza a golpear la puerta".

En equella ocasión, el joven Branson estaba "sentado en clase turista, en un vuelo con destino Los Angeles. A mi lado había una mujer muy bella". "Hablamos y, después, la cosa fue más allá", explica en la entrevista, que saldrá en septiembre.

"Recuerdo, que una vez finalizado, había cuatro huellas de manos sobre el espejo de los aseos y me dije: más me vale secar esto", agrega.

"Estaba aterrizando el avión y ella me dijo: 'Mira, es un poco embarazoso, pero mi marido me está esperando en la zona de Llegadas; ¿te importaría salir un poco más atrás?'