Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La última noche de Yoko y Lennon

Según la viuda el ex Beatle, la noche en que John fue asesinado prefirió regresar a casa para ver a su hijo Sean que ir a cenar

"Regresábamos a casa desde el estudio y le pregunté a John si quería que fuéramos a cenar o volver al apartamento. Me contestó que prefería regresar a casa antes de que Sean [su hijo] se fuera a dormir. Parecía como si supiera que no iba a llegar a tiempo de verlo antes de que se acostara y esa era su máxima preocupación en aquel momento".

Con estas palabras la viuda de John Lennon, Yoko Ono, ha relatado en el programa Desert Island Discs, de Radio 4 de la BBC, los últimos momentos de la pareja antes de que Lennon fuera asesinado en la puerta de su apartamento, en el celebre edifico Dakota de Nueva York, el 8 de diciembre de 1980 por Mark Chapman. En ese momento, Yoko asegura que el cantante no emitió ninguna palabra de agonía.

Durante la entrevista Yoko también ha asegurado que estaba dispuesta a abortar cuando se quedó embarazada de Lennon, pero dejó que la decisión final la tomara Lennon. Debido a que atravesaban por una relación tormentosa, Ono admitió que no estaba segura de tener al bebé, nacido en 1975 y a quien puso de nombre Sean, porque no sabía si John Lennon lo quería.

Ono, que ahora tiene 74 años, empezó su relación con el antiguo integrante de los Beatles en 1967 y dos años después estaban casados, pero Sean fue concebido tras una separación de dieciocho meses. "Sé que suena raro ahora, pero yo pensé, bueno, debería dejar a John que decida si quiere tenerlo o no", añadió.