Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arrestados los padres de la recién nacida encontrada muerta ayer en Ocasitas envuelta en un chándal

Padre y madre son ciudadanos bolivianos de 26 años que se encuentran en situación irregular en España

Los padres del recién nacido hallado muerto ayer dentro de un armario en una vivienda del barrio de Orcasitas han sido detenidos por un supuesto delito de homicidio y se espera que mañana presten declaración, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid. Los dos detenidos, de 26 años de edad y de nacionalidad boliviana, se encuentran en situación irregular y por este motivo se les va a incoar un expediente de expulsión.

Según las mismas fuentes, el padre está arrestado en dependencias policiales, y la madre se encuentra bajo custodia policial en el hospital Doce de Octubre, donde fue ingresada ayer tras llamar al

teléfono de emergencias 112 para pedir ayuda porque, según ella, tenía una fuerte hemorragia vaginal como consecuencia de una caída que había tenido el día anterior en la bañera. La mujer negó el embarazo a los médicos que le atendieron, siempre según emergencias 112.

Cuando llegaron al domicilio indicado los facultativos de una UVI móvil del Servicio de Urgencia Médica de Madrid (SUMMA) hallaron a la mujer en estado "hipotenso" e inestable. Tras estabilizarla, trasladaron la mujer al citado hospital, donde se le efectuó una ecografía que detectó restos de

placenta y cordón umbilical en el útero, lo que hizo sospechar a los médicos que había dado a luz.

Bajo un lavabo

Los médicos lo comunicaron a la policía, y varios agentes de la comisaría de Usera se trasladaron a la vivienda de la mujer, donde encontraron el cadáver de una recién nacida envuelto en un pantalón de chándal y escondido en un armario situado bajo el lavabo.

Los detenidos residían en una vivienda situada en el bajo A del número 28 del Parque de la Paloma, en el madrileño barrio de Orcasitas, en el distrito de Usera. Vecinos del inmueble manifestaron que en la vivienda residían desde hace cuatro meses dos parejas de origen boliviano que no habían casado molestias ni problemas y añadieron que no parecía que ninguna de las dos mujeres estuviera embarazada.