Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La comisión de garantías de IU revoca al candidato a la alcaldía de Madrid

Ángel Pérez, que no reconoce competencias al órgano, replica que no hará “ni caso”

La candidatura a la alcaldía de Madrid abre un nuevo frente en el seno de IU, a cuatro meses de las elecciones autonómicas y municipales. El diputado nacional Ángel Pérez fue elegido cabeza de lista el pasado 3 de junio, pero el proceso fue impugnado por la agrupación de la capital ante la Comisión Federal de Garantías Democráticas, que dirime los conflictos internos. Ahora, este guardián judicial ha decidido anular la elección y pide que se repita. Sin embargo, Pérez, que no reconoce competencias al órgano, replicó que no hará “ni caso”.

La Presidencia Federal de Izquierda Unida, reunida esta tarde en una sesión de gran tensión, ha votado un texto en el que impone como fecha límite para cumplir la resolución de la Comisión de Garantías el próximo 6 de febrero. Además, hace un mandato a la Ejecutiva Permanente para que controle el cumplimiento de esa resolución. El fallo de la Comisión Federal de Garantías Democráticas, fechado el pasado 20 de enero, precisa que a la hora de contar los votos, la Comisión Electoral de IU de la Comunidad de Madrid (el órgano que supervisa el proceso) tuvo en cuenta los de los afiliados de la capital y también los del resto de la región. Eso llevó a Ángel Pérez a encabezar la lista al Ayuntamiento, cuando la mayoría de los militantes del municipio de Madrid apoyaban a la ex diputada regional Virginia Díaz. La agrupación Madrid-Ciudad celebró unas elecciones primarias el pasado 25 de mayo para elegir a su candidato a la alcaldía, que ganó Díaz, con el 79% de los votos.

Los estatutos federales, agrega la resolución de la comisión (un documento de cinco páginas), establecen que la competencia para aprobar una candidatura municipal es de la Asamblea local. Lo que apunta la comisión es la paradoja de que los votos de los militantes de, por ejemplo, la localidad de Getafe, contaban para elegir el candidato de la alcaldía de Madrid, pero los afiliados a IU de la capital, no estaban facultados para votar al candidato getafense. La dirección regional de IU ha venido justificando esta situación en que así lo permiten sus propias normas.

La comisión argumenta que contradicen los estatutos federales. Y concluye: “En este caso nos encontramos con que no existe una asamblea local de Madrid municipio, sino 21 asambleas de distrito. Por tanto, entendemos que \[la asamblea local\] es la suma de los resultados de esas 21 asambleas de distrito”. En cambio, sigue el texto, “no la del resto de localidades”.

La comisión también anula el acuerdo que adoptó el Consejo Político Regional el pasado 3 de junio. En él se aprobó el informe de la Comisión Electoral, que proclamaba como candidatos a Pérez a la alcaldía y a Gregorio Gordo, a la Comunidad de Madrid. En este caso, los problemas que achaca la resolución de la comisión son defectos de forma: exige que la votación sea secreta y que la de los número uno de la lista sea “individualizada”.

Pérez ha negado en reiteradas ocasiones competencias a la Comisión federal. Tras conocer la resolución recalcó que “no tiene validez lo que diga”, porque, agregó, está “en la más absoluta ilegalidad estatutaria”. Y abundó: “No tienen quórum, incumplen los plazos y se supone que no puede haber más de dos de la misma federación”. También destacó que “plantea nuevas atribuciones de competencias para los distritos”, que, dijo, es una modificación de estatutos. “La comisión se pronuncia sobre lo que no debe, tarde y mal porque lo hace fuera de plazo y de los estatutos. Por eso no le vamos a hacer ni caso”, zanjó.