Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un soldado español muere y otros cuatro resultan heridos tras una explosión en Afganistán

Se desconoce si el origen de la explosión se debe a una mina o a un artefacto activado al paso del vehículo

Un soldado del contingente español destinado en Afganistán ha muerto y otros cuatro se encuentran heridos a consecuencia de una explosión cuando realizaban una patrulla rutinaria en la zona de Bakua, cerca de la localidad de Farah (oeste de Afganistán), según han informado fuentes de Defensa. Se desconoce si el origen de la explosión se debe a una mina o a un artefacto explotado de forma intencionada al paso del vehículo.

Los cinco militares, destinados en la base que tiene España en Herat, se vieron involucrados en una explosión que se produjo a las 16.20, (hora peninsular española). Aunque de momento no está claro si el suceso se debió a una mina o a un explosivo improvisado, un portavoz de la ISAF, la fuerza internacional de la OTAN a la que pertenecen las tropas españolas desplegadas en el país, ha asegurado que el incidente se ha producido por la explosión de un artefacto explosivo improvisado.

El soldado fallecido, Jorge Arnaldo Hernández Seminario, era de nacionalidad peruana y estaba destinado en la Brigada Paracaidista (Bripac). Según ha explicado el ministerio español de Defensa, poco después del ataque, los soldados afectados por la explosión fueron evacuados en los helicópteros destacados en Herat.

El ministro español de Defensa, José Antonio Alonso, se ha encargado de informar esta tarde al Rey Juan Carlos y al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, del incidente ocurrido en Afganistán. El embajador español José Turpin, que se ha dirigido a Herat (oeste de Afganistán), ha explicado que el suceso no se produjo en combate y que los heridos han sido trasladados a la ciudad de Herat.

España tiene desplegados un total de 680 efectivos en Afganistán, integrados en la misión de ISAF, en la que participan cerca de 9.000 efectivos de 36 países. España lidera la Base de Apoyo Avanzada (FSB) de Herat y aporta un Equipo de Reconstrucción Provincial (PRT) en Qala i Naw.

Se calcula que hasta 1.200 personas han muerto en Afganistán en lo que va de año, el más violento desde que, en octubre de 2001, fue derrocado el régimen talibán tras una intervención militar liderada por Estados Unidos. Desde mayo han fallecido por la violencia más de 600 personas, al redoblarse la insurgencia de los talibanes afganos, sobre todo en el sur, y producirse los enfrentamientos más graves desde la caída del régimen integrista.