Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DOCUMENTO Íntegro

Trogloditas en el Ejército español

Editorial publicado por 'The New york times' el 24 de enero de 2006

"Es un principio básico de la democracia que los oficiales del Ejército no desafíen públicamente la legitimidad de los gobiernos electos ni hablen de marchar con sus tropas sobre la capital para invertir decisiones del Parlamento. Esto acaba de ocurrir por dos veces en España, un país cuya historia del siglo XX obliga a tomar estas amenazas seriamente, incluso cuando parecen escasas las posibilidades de un discurso insubordinado que llama a la insubordinación.

"La respuesta del Gobierno de centro-izquierda del primer ministro José Luis Rodríguez Zapatero ha sido adecuadamente firme, incluyendo el relevo y el arresto de uno de los culpables, un veterano general del Ejército. Lamentablemente, el Partido Popular, de centro-derecha, principal grupo de la oposición, parece más interesado en excusar a los militares que en defender el orden democrático en el que tiene un interés vital.

"El tránsito veloz y suave de España a la democracia moderna después de la muerte de Francisco Franco en 1975 hace fácilmente olvidar los horrores de la Guerra Civil y la brutal dictadura que la precedieron. Aquella pesadilla comenzó cuando militares derechistas se rebelaron contra un Gobierno electo de izquierdas que ellos consideraban ilegítimo y demasiado amable con los separatistas regionales.

"La sociedad española, los políticos españoles y, en su mayoría, los militares españoles han recorrido un largo camino desde esa época, moderando sus puntos de vista y profundizando su compromiso con el toma y daca democrático. Pero el Partido Popular ha tenido mucho tiempo para recuperarse de su derrota electoral de hace dos años, días después de los atentados terroristas contra los trenes de cercanías en Madrid. Nunca ha aceptado la legitimidad democrática de esa votación. Es hora de que el Partido Popular avance. La democracia española necesita y merece un apoyo rotundo de ambos bandos."

Traducción de ELPAIS.es.