Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso recuerda a Ernest Lluch, ex ministro socialista asesinado por ETA hace tres años

Zapatero destaca "la defensa de la Constitución y de la libertad" que caracterizaba al político catalán

El Congreso de los Diputados ha rendido esta mañana un sentido homenaje a Ernest Lluch, ex ministro socialista de Sanidad asesinado a tiros por ETA hace ahora tres años en Barcelona. Al acto de recuerdo ha acudido una nutrida representación de políticos del PSOE y del Gobierno del PP, acompañados de familiares del político catalán, que ocupó su escaño de diputado durante 12 años ininterrumpidos. La presidenta del Congreso, Luisa Fernanda Rudí, ha sido la encargada de inaugurar un busto en bronce de Lluch con una inscripción en la que se puede leer: 'Muerto por la libertad'.

MÁS INFORMACIÓN

Todos los presentes han destacado el espíritu de diálogo del ministro asesinado y su apuesta por "una solución democrática" para el conflicto del País Vasco. El presidente de la Federación que lleva el nombre de Lluch, el diputado socialista Lluis María de Puig, ha destacado que este homenaje es un "acto de coherencia" que recuerda la figura de "un referente", por sus condiciones de "autonomista, federalista partidario de la España plural". Según ha dicho, el socialista siempre pensó que el País Vasco necesitaba "una solución política democrática". "Ese fue su legado".

Los elogios al ex ministro socialista han llegado de todos los partidos políticos. La presidenta del Congreso, Luisa Fernanda Rudi ha asegurado que Lluch "creía en el Parlamento como cauce adecuado para el contraste de opiniones por encima de los intereses partidistas o las exclusiones ideológicas", y ha aprovechado para recordar que "la misma ilusión y generosidad" que se demostró para elaborar la Constitución, siempre respaldada por el ex ministro, son necesarias hoy para defender la Carta Magna de "quienes están empeñados en negar sus indudables logros".

"Un líder como la copa de un pino"

El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, también presente, ha asegurado que este homenaje es un "acto justo" hacia un dirigente político al que "arrancaron la vida por la defensa de los ideales de libertad, democracia y defensa de la Constitución".

Tampoco ha faltado a la cita el presidente del PSC, Pasqual Maragall, quien ha considerado a Lluch "un líder indiscutible como la copa de un pino" y "una persona que, como nadie, ha tenido una pasión por la verdad, por la ciencia, por la investigación y por la política".