LA OFENSIVA TERRORISTA

Las fuerzas de seguridad han arrestado este año a 79 personas vinculadas a ETA

Entre los detenidos figuran el máximo dirigente del aparato militar de la banda terrorista y el presunto jefe del aparato de fronteras

Además, en este año han sido detenidas por su relación con ETA una persona en el Reino Unido y otras diez en Francia, entre estas últimas el máximo dirigente del aparato militar de ETA, Francisco Javier García Gaztelu, y el presunto jefe del aparato de mugas, Luis José Mitxelena.

Las fuerzas de seguridad han desmantelado durante este año al comando Barcelona, dos taldes del complejo Donosti (el Toto y el Gaua), el Zapaburu, en Galicia, y el Sugoi, en Guipúzcoa.

Entre los 79 detenidos figuran 19 dirigentes y militantes de Haika, a quienes se vincula a ETA a través de esta organización juvenil, y dos personas, según ha explicado el ministro del Interior, Mariano Rajoy, supuestamente vinculadas a EKIN y que se encuentran entre los siete detenidos esta madrugada.

El pasado 4 de abril, el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón acordó en un auto la "ilicitud de EKIN", que según el magistrado actúa "a nivel de codirección subordinada" con la banda terrorista y "con un objetivo común".Ese mismo día la Audiencia Nacional puso en libertad a siete de los catorce detenidos que continuaban en prisión por su presunta vinculación con EKIN. Previamente, en enero, el mismo Tribunal había ordenado la libertad de otras cuatro personas relacionadas con EKIN.

La primera detención durante 2001 fue practicada nueve días después de iniciarse el año, cuando la policía localizó en Irún (Guipúzcoa) el zulo donde supuestamente ETA mantuvo secuestrados al industrial José María Aldaya y al abogado Cosme Delclaux y arrestó al dueño de la nave donde se encontró el escondite, Mikel Jaúregui Iribarren.

Dos días después, el 11 de enero, la Guardia Urbana detuvo en la ciudad condal a los etarras José Ignacio Krutxaga y Liarni Armendáriz y era identificado Fernando García como tercer miembro del comando Barcelona, responsable de los últimos atentados en Cataluña, además de hallarse dos pisos, en uno de los cuales se encontraron 40 kilos de dinamita.

El 19 de enero, Diego Sánchez, presunto cuarto miembro del comando Barcelona de ETA fue detenido cuando se iba a entregar, lo que hizo tres días después en la Audiencia Nacional, Zigor Larredonda, presunto colaborador del mismo grupo.

Entre las detenciones practicadas este año se encuentra también la practicada el 23 de febrero, cuando la Ertzaintza detuvo en Ordizia (Guipúzcoa) al presunto "liberado" de ETA Iñigo Guridi Lasa, miembro del comando Toto (Ttotto). Con esta detención y la identificación de los otros dos presuntos liberados del comando,Asier Arzalluz y Aitor Agirrebarrena, y de la colaboradora Aloña Muñoa, todos ellos huidos, la Policía Autónoma Vasca consideró desarticulado el Ttotto, uno de los taldes del complejo Donosti.

La operación contra este entramado se prolongó varios días con actuaciones de la Guardia Civil y la Ertzaintza en las que fueron detenidas otras veintiocho personas, de las que cuatro ingresaron en prisión incondicional.

Otra de las intervenciones destacadas tuvo lugar el 6 de marzo, cuando la Policía apresó a 15 responsables de Haika en las tres provincias vascas y Navarra y un día después fue encarcelado Asier Tapia, también miembro de Haika, tras leer un comunicado en el que señalaba que las detenciones "no les van a salir gratis". Todos ellos ingresaron en prisión por presunta pertenencia a banda armada.

El 23 de marzo la Guardia Civil arrestó en Vera de Bidasoa (Navarra) a los concejales de EH en este municipio Vicente Goya Echeveste y José Manuel Larrañaga Alberdi, al ex edil José Angel Alzuguren Perurena y a su hermano Pedro Esteban. En Rentería fue

apresado José Cruz Sarasola y en Oyarzun, José Elicegi.

Pedro Esteban Alzuguren quedó en libertad sin cargos; su hermano José Angel, Larrañaga y Elicegi ingresaron en prisión provisional por su presunta pertenencia a ETA y Goya y Cruz fueron puestos en libertad bajo fianzas de trescientas mil y doscientas mil pesetas, respectivamente.

El 26 de marzo fue detenida en La Coruña Alicia Sáenz de la Cuesta, presunta miembro del comando Basurde, descubierta cuando intentaba introducir en Madrid dos furgonetas con 1.700 kilos de explosivos en diciembre de 1999. Posteriormente, la Guardia Civil apresó en Rentería a Eider Pérez Aristizabal y en Irún a Aitor Olaizola.

Al parecer, Alicia Sáenz era miembro del comando Zapaburu que ETA pretendía crear en Galicia y los otros dos detenidos formaban parte del 'Sugoi un grupo legal' supuestamente responsable del atentado de Rosas en el que murió un mosso d'esquadra y de otras acciones terroristas.

Al día siguiente fue detenida en Irún Ainara Fresneda Echebarria y el 30, en Hernani, la portavoz de Gestoras Pro Amnistía, Iratxe Sorzabal, por orden de la Audiencia Nacional debido a su presunta vinculación con ETA.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS