Valores familiares con certificación de calidad

La estrategia del holding Grupo Fuertes, integrado por más de 20 empresas, se asienta en un crecimiento responsable basado en iniciativas alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Las certificaciones UNE e ISO de compras sostenibles, obtenidas este año, dan fe de su compromiso

Más allá de la responsabilidad económica, es cada vez más patente que el desempeño social y ambiental es un factor de sostenibilidad que forma parte de la gestión empresarial. En este sentido, la estrategia de Grupo Fuertes se basa en hacer las cosas mejor cada día y en crecer de forma responsable con medidas, iniciativas y proyectos que contribuyan a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y al compromiso de la Agenda 2030.

Grupo Fuertes ha crecido en valores y de forma responsable hasta llegar a ser uno de los principales holdings empresariales de España, con capital 100% nacional y de carácter familiar. Más de 20 empresas forman parte de un grupo que se organiza en tres áreas de actividad: un núcleo cárnico, que constituye el principal eje, liderado por El Pozo Alimentación, un área de alimentación y bebidas, y otra de diversificación, que agrupa a empresas que van desde el sector inmobiliario al de ocio.

Desde hace 66 años, la compañía sigue siendo fiel a su propia tradición: a los valores familiares, vigentes desde su fundación, y a aplicar en todas sus acciones una filosofía basada en la reinversión, la creación de empleo, la mejora continua y el desarrollo sostenible, buscando la satisfacción de sus grupos de interés a través de un modelo empresarial que desarrolla con eficiencia y responsabilidad.

El Pozo ha sido la primera compañía de alimentación galardonada como Empresa Europea del Deporte y la Salud 2018-2020

La RSC está integrada en la cultura corporativa de Grupo Fuertes desde sus inicios y está orientada a la sociedad. Más de 7.000 personas integran el equipo humano de esta organización, con un impacto en su entorno que alcanza los 45.000 trabajos indirectos. Su actividad impulsa el desarrollo social y económico y la mejora de las comunidades en las que está presente. La mayoría de sus empresas, principalmente del núcleo agroalimentario, se localizan en poblaciones de menos de 25.000 habitantes y su actividad supone un dinamizador para estas zonas.

Grupo Fuertes cree en la transparencia y en una comunicación abierta con sus grupos de interés, y su objetivo es seguir promoviendo un diálogo activo con los trabajadores y con los clientes, y saber qué necesitan los consumidores, contribuir al medio ambiente y conocer las necesidades de la sociedad para seguir trabajando hacia su consecución y crecer de forma responsable.

Recientes certificaciones

En este camino hacia la sostenibilidad, la compañía trabaja en nuevos proyectos, con objetivos que dan respuesta a sus propias expectativas, a las de sus grupos de interés y a las de los ODS. Así, Grupo Fuertes ha conseguido este año la certificación UNE 15896 de Gestión de Compras de Valor Añadido y la norma ISO 20400 de Compras Sostenibles y comprometidas ambiental, social y económicamente, una herramienta que refuerza la buena gestión de esta área estratégica y acredita las mejores prácticas y la gestión responsable dentro de la cadena de suministro.

La sostenibilidad es parte del ADN de la compañía. Esto se traduce en una estrategia basada en la toma de decisiones responsable dentro de los ámbitos económico, social y medioambiental como, por ejemplo, la constante generación de empleo, la colaboración con proveedores locales, la reducción del desperdicio alimentario mediante el máximo aprovechamiento de las materias primas o la minimización del impacto ambiental sobre el entorno.

Grupo Fuertes está sensibilizado con el medio ambiente y, consciente de la dependencia y el impacto de su actividad en el entorno, tiene un firme compromiso en su cuidado. Por ello, desarrolla su política ambiental a través de una gestión responsable con principios y hábitos sostenibles que incorpora a sus procesos. Uno de sus principales objetivos es basar el crecimiento de sus empresas en los principios de la economía circular, apostando por una gestión integral a lo largo de todo el ciclo de vida del producto.

Minimizar el consumo energético

Asimismo, su empeño por mitigar la huella ambiental de sus actividades se materializa en la reducción del consumo energético y de agua y en medidas que ayudan a minimizar el impacto en el ecosistema durante el proceso productivo. La compañía cuenta con políticas responsables y con un modelo circular que permite el máximo aprovechamiento de las materias empleadas y una valorización de los recursos.

Las personas son el núcleo y el alma del Grupo. La gestión de los equipos es un aspecto fundamental para la compañía, que trabaja en favorecer un clima laboral estable, garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores y ser un modelo de referencia para atraer el mejor talento del mercado.

Becas escolares, revisiones médicas gratuitas, guardería para niños o canchas deportivas son algunas de las iniciativas dirigidas a sus empleados

Conscientes de la situación tan complicada que la crisis sanitaria está generando en muchas familias españolas, las empresas del holding han reforzado su colaboración con la entrega de comida a los bancos de alimentos, colectivos, asociaciones del tercer sector y entidades asistenciales con los que colaboran habitualmente. En concreto, El Pozo Alimentación ha donado desde el inicio de la crisis más de 200.000 raciones de alimentos para los sectores más vulnerables de la población.

Archivado En:

Más información