Alianza estratégica para la innovación en la salud

Boehringer Ingelheim y Ashoka son organizaciones innovadoras que apoyan a proyectos que buscan nuevas formas de generar más salud. Con ese objetivo en común se ha lanzado ‘Making More Health’, una alianza global para hallar soluciones creativas que contribuyan a mejorar la salud de personas, animales y comunidades

EDUARDO LOBILLO

Transformar el sector de la salud mediante proyectos innovadores con impacto social gracias iniciativas locales e internacionales que preserven el medio ambiente, junto a una decidida apuesta por la investigación en terapias que mejoren la calidad de vida de las personas.

Son algunos de los elementos centrales del plan de actuación que Boehringer Ingelheim ha puesto en marcha para consolidar un concepto de salud más integral y moderno que incluya las inquietudes de un mundo en avance y renovación constante. Ambiciones de progreso que se condensan en el enunciado de los programas que desarrolla la empresa: Más salud, Más verde, Más Potencial (More Health, More Green, More Potential).

“La Responsabilidad Social Corporativa es un elemento clave en la cultura de Boehringer Ingelheim. Por ello, participamos en proyectos sociales y cuidamos de nuestros colaboradores y colaboradoras, sus familias, los pacientes y los animales. En las actividades que llevamos a cabo, tenemos en cuenta nuestro impacto en el medio ambiente y abogamos por la sostenibilidad”, expone Peter Ploeger, director general de la compañía en España.

Making More Health Jóvenes Changemakers es una iniciativa que desde 2013 impulsan Boehringer Ingelheim España y la ONG Ashoka. A través de ella, ambos socios identifican y apoyan a jóvenes emprendedores y emprendedoras sociales de entre 18 y 29 años de edad con proyectos que puedan generar aportaciones positivas en el ámbito de la salud.

Boehringer Ingelheim y la ONG Ashoka han impulsado 60 iniciativas de jóvenes emprendedores que mejoran la salud de muy diversos colectivos

Esta unión persigue la suma de esfuerzos en un itinerario completo. La farmacéutica aporta sus recursos, experiencia en salud y gestión de los proyectos a través de la mentorización de los emprendedores y emprendedoras (makers) con su propio personal. Ashoka, por su parte, contribuye con su experiencia en innovación social y con su red global de emprendedores y emprendedoras.

Los makers beneficiados acceden a un plan de desarrollo de su estrategia ayudados por profesionales especializados del sector a través de la plataforma Bridge for millions (B4B). Además, cuentan con la ayuda de un capital semilla de 500 euros para invertir y pueden aumentar la visibilidad de sus ideas aprovechando los canales de comunicación de ambos patrocinadores.

Sesenta iniciativas de jóvenes en España han sido impulsadas estos años con Making More Health Jóvenes Changemakers. Los proyectos ganadores de la edición de 2019 se enfocaron en mejorar temas como hábitos saludables, salud mental y dolor crónico, estimulación cognitiva, estimulación sensorial para recién nacidos/as prematuros/as e información para familiares de pacientes con necesidades en salud mental.

Algunos ejemplos. Cómo como school se basa en el espíritu transformador que tienen los buenos hábitos alimenticios aprendidos desde pequeños. Decedario es un juego de mesa para la estimulación cognitiva de personas con diversas patologías como alzheimer, parkinson o trastorno del espectro autista. Nido Innova es un sistema de contención y estimulación sensorial para recién nacidos/as prematuros/as. HumanITcare consiste en una plataforma inteligente para que los profesionales sanitarios puedan acceder a la información de sus pacientes. Y Perspectivamente es una herramienta digital para que las familias de niños y niñas con necesidades de apoyo para su salud mental puedan recibir ayuda e información.

Por otra parte, Be Green es el nombre del plan con el que Boehringer Ingelheim encara su compromiso con el medio ambiente y la sostenibilidad. Según Mónica Sánchez, responsable de EHC de Boehringer Ingelheim España, “desde 2011 impulsamos este programa global, que trabaja en ámbitos como la descarbonización, la eficiencia energética y las energías renovables, el consumo de agua, la biodiversidad, la gestión de residuos y la movilidad sostenible”. Todo ello redunda en una aspiración a los principios de la economía circular. El compromiso de Boehringer Ingelheim en la lucha contra el cambio climático tiene un objetivo concreto: bajar un 30% las emisiones de CO2 entre 2020 y 2030, a razón de un recorte del 3% anual.

En el terreno de la eficiencia energética, por ejemplo, el 100% de la energía que adquiere la compañía procede ya de fuentes renovables. Además, la empresa ha puesto en marcha distintas medidas destinadas a reducir consumos, mejorar la gestión, simplificar y optimizar procesos y usar materiales y equipos más sostenibles.

Reducir, reutilizar y reciclar son los tres ejes de la economía circular que aplica la empresa en sus procesos de gestión de residuos, con un significativo descenso de los generados en sólidos farmacéuticos, vidrio y plásticos. En este último material, la compañía ha recortado su generación en un 7,1%, evitando de esta forma la emisión a la atmósfera de 25,3 toneladas de CO2.

A través de la iniciativa ‘Be Green’, la farmacéutica afronta importantes compromisos con el medio ambiente, la sostenibilidad y la economía circular

La sede de la farmacéutica, en Sant Cugat ha sido el epicentro de varias iniciativas. Allí se ha puesto en marcha una campaña para la retirada del plástico de un solo uso, se han repartido botellas de vidrio personalizadas a los empleados y se han sustituido vasos, envoltorios, palitos y bolsas por otros materiales sostenibles. Los resultados son concluyentes: se ha eliminado el 90% de los vasos fabricados con estos componentes, con lo que se ha eliminado un volumen de 2.500 kilos de plástico.

En cuanto al papel y al cartón, en 2019 se redujo su uso en oficinas y en plantas de producción en un 19,58%, evitando así la tala de más de 480 árboles. Con ello, la compañía recortó la emisión de 92 toneladas de CO2. Por su parte, con su política de reutilización de aguas limpias, Boehringer Ingelheim ha logrado recuperar más de 19.000 m3 de agua en los últimos tres años.

Archivado En:

Más información