Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Indra aflora nuevas pérdidas extraordinarias por 395 millones

La compañía tecnológica prevé en su plan estratégico un ahorro de costes de hasta 200 millones al año hasta 2018

Indra
Sede de Indra en Alcobendas (Madrid).

Indra aflorará este año unas pérdidas extraordinarias de 395 millones tras revisar varios proyectos que pueden resultar fallidos o cuyos costes serán superiores a los previstos, según comunicó la compañía este miércoles al regulador bursátil. De esa cantidad, sólo tendrán impacto en caja 87 millones de euros aproximadamente, de los cuales alrededor de 35 millones de euros impactarían antes del 31 de diciembre de 2015 quedando el resto distribuidos en los próximos ocho ejercicios.

Del total de pérdidas, 260 millones corresponden a "cambios en las previsiones y expectativas sobre algunos proyectos, al existir dudas en la recuperabilidad de trabajos realizados, costes que exceden el importe de los ingresos previstos en el contrato e indemnizaciones por incumplimiento". Los proyectos en Latinoamérica, especialmente en Brasil, representan la mayoría (un 59%).

Otros 135 millones corresponden a la corrección de valoración de varios activos (el 87% del total también están en Brasil) por las nuevas estimaciones de negocio en dichos proyectos de acuerdo al nuevo plan estratégico 2015-2018. Las cifras han sido calculadas a 31 de mayo de 2015 y  podrán variar en el cierre de los estados financieros a primer semestre, segun advirtió la compañía.

La compañía ya revisó sus cuentas anuales de 2014 que debido a provisiones y saneamientos por valor de 313 millones arrojó unas pérdidas de 92 millones de euros, frente a los 104 millones de beneficios que se consignaron inicialmente. La reformulación de las cuentas se produjo por la decisión de Fernando Abril-Martorell, al llegar a la presidencia, en enro pasado, de auditar los principales proyectos de la firma, ya que los contratos correspondian a la gestión del anterior presidente, Javier Monzón. Este directivo, tras 22 años en el cargo, abandonó la compañía con un finiquito de 16 millones de euros, incluyendo el plan de pensiones y una indemnización por no concurrencia.

La compañía ya reformuló las cuentas de 2014, presentadas por Javier Monzón

Plan estratégico

La compañía presentó este miércoles su Plan Estratégico 2015-2018, que incluye un ahorro de costes de entre 180 y 200 millones anuales. La mayor parte de este ahorro provendrá de la "reestructuración organizativa", es decir, del recorte de plantilla anunciado de 1.850 trabajadores, por un importe de ahorros de 120 millones de euros; la reducción de costes de producción ahorrará otros 30 millones de euros; el recorte de sobrecostes y pérdidas en proyectos aportará entre 20 y 40 millones de euros y la optimización del modelo de entrega por un importe aproximado de ahorros de 10 millones. de euros.

Además, la compañía ha fijado como objetivo financiero para el año 2018, tomando como base las cifras alcanzadas en 2014, un crecimiento de las ventas entre el 2,5% y el 4,5% en tasa anual acumulada compuesta.

Asimismo, pretende lograr un margen Ebit recurrente entre el 10% y el 11% para el año 2018. Es decir, se trata de recuperar los márgenes que tenía en 2010. A partir de esa fecha, se reduce hasta llegar al 6,9% de 2014. También prevé alcanzar una generación de cash flow libre en 2018 de alrededor de 200 millones de euros, lo que representaría, aproximadamente, un 6% de las ventas esperadas en ese año. Por último, el grupo también espera mantener, un ratio de deuda financiera neta sobre Ebitda de alrededor de una vez en 2018.

Más información