Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
UE INVESTIGACIÓN

Merkel defiende una mayor armonización en el gasto en I+D en la zona euro

La canciller alemana, Angela Merkel (i), y el presidente francés, François Hollande (d), comparecen en una rueda de prensa junto al presidente de la Mesa Redonda Europea de Industriales, Leif Johansson y al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso (no visibles en la foto) tras la reunión que mantuvieron en el palacio del Elíseo en París, Francia. Ampliar foto
La canciller alemana, Angela Merkel (i), y el presidente francés, François Hollande (d), comparecen en una rueda de prensa junto al presidente de la Mesa Redonda Europea de Industriales, Leif Johansson y al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso (no visibles en la foto) tras la reunión que mantuvieron en el palacio del Elíseo en París, Francia. EFE

La canciller alemana, Angela Merkel, defendió hoy "una armonización de la fuerza económica" de la zona euro y consideró "insostenibles" las diferencias que hay en el gasto en investigación y desarrollo (I+D) entre sus países miembros.

"Tenemos que encontrar una respuesta coherente a la cuestión de la competitividad" en el interior de la eurozona, subrayó Merkel en un discurso pronunciado durante su visita a la sede de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en París.

A ese respecto, consideró "inadmisible" que algunos países dediquen menos del 1 % de su Producto Interior Bruto (PIB) a I+D mientras otros -aludió al caso de Alemania- consagran más del 3 %, ya que eso genera fracturas en términos de competitividad. Y apostó por el establecimiento de "acuerdos contractuales" entre los Estados de la moneda única.

Admitió que ahora se percibe "una convergencia" de los costos salariales en Europa, después de explicar que Alemania se ha encontrado en una buena posición al estallar la crisis porque con la entrada del euro su país hizo una serie de reformas estructurales que lo hicieron más competitivo.

Subrayó que su país sigue adaptándose a los desafíos que se le presentan, como el del envejecimiento de la población, y por eso se han marcado como objetivo no generar nuevas deudas a nivel federal en 2015 para reducir la carga financiera en el futuro.

Merkel admitió que Alemania tiene una serie de "debilidades", por ejemplo en las infraestructuras de transporte o en la banda ancha, pero por encima de todo estimó que "el mayor desafío para Alemania es la política energética".

"La nueva coalición tiene una tarea hercúlea" en el terreno de la energía, y eso a pesar de que las renovables ya suponen un 25 % de la generación de electricidad, puesto que su carácter aleatorio plantea nuevos desafíos.

La canciller se quejó de los "obstáculos" que le pone la Comisión Europea a las ayudas que su Gobierno ofrece a las empresas intensivas en la utilización de energía, como la siderurgia, porque en caso contrario no pueden competir con las de terceros países no sometidos a las mismas constricciones.

"Debemos conservar estas industrias en Europa", defendió la canciller.