CRISIS PORTUGAL

El Banco de Portugal prevé una recesión menor a la esperada en el 2013

El primer ministro luso, Pedro Passos Coelho. EFE/Archivo
El primer ministro luso, Pedro Passos Coelho. EFE/ArchivoEFE

El Banco de Portugal prevé una contracción del PIB luso en el 2013 del 1,6 %, dos décimas menos que los pronósticos del Gobierno y la troika acreedora (-1,8 %), gracias al impulso de las exportaciones y una menor caída del consumo privado.

En el boletín económico de otoño, publicado hoy, el banco luso regulador vuelve a suavizar sus pronósticos y espera una contracción menos acentuada de la economía del país después de que en julio se aguardase una caída anual del PIB del 2 % y un 2,3 % en marzo también de este año.

"La información relativa al segundo trimestre del 2013 y los indicadores disponibles para el tercer trimestre sugieren que se podrá estar iniciando un proceso gradual de recuperación económica", analizó el Banco de Portugal (BdP).

Después de más de diez trimestres consecutivos de caídas, Portugal registró en el segundo trimestre de 2013 un aumento del PIB del 1,1 % respecto del anterior y logró además rebajar su índice de desempleo hasta el 16 %.

No obstante, en comparación con el mismo trimestre del 2012, la economía sigue en números rojos, pues se calculó su contracción en el 2 %.

La "estabilización" de la demanda interna y la pujanza del sector exportador -se revisó en alza su tasa de crecimiento del 4,7 % al 5,8%- son dos de los factores que llevan al BdP a mejorar sus pronósticos.

Asimismo, el banco regulador anotó la reducción "muy significativa" de las necesidades de financiación internacional que han ayudado a la capacidad de financiación de la economía portuguesa como otro punto alentador gracias en parte a una menor reducción de la inversión (-14,3 % en el 2012 y se espera -8,9 % este año).

Bajo las draconianas medidas puestas en marcha por el Gobierno luso para cumplir con lo pactado con la UE y el Fondo Monetario Internacional, Portugal debe seguir con "el ajuste presupuestario" de los últimos tres años, alertó el BdP, a pesar de reconocer que el mismo tiende a tener un "efecto negativo" en el corto plazo.

Ambos organismos internacionales aprobaron la pasada semana un nuevo tramo de ayuda de 5.500 millones para Portugal de los 78.000 millones concedidos en mayo del 2011 cuyos fondos se agotan a mediados del 2014.

No obstante, avisaron al Ejecutivo del conservador Pedro Passos Coelho del riesgo de que sus medidas de corte vuelvan a ser anuladas por el Tribunal Constitucional luso.

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50