Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EUROPA

La oposición alemana en el Parlamento declara "fracasada" la política de austeridad

El líder del grupo parlamentario socialdemócrata, Frank-Walter Steinmeier, durante un debate sobre política del consumo en el Bundestag, en Berlín (Alemania). EFEArchivo Ampliar foto
El líder del grupo parlamentario socialdemócrata, Frank-Walter Steinmeier, durante un debate sobre política del consumo en el Bundestag, en Berlín (Alemania). EFE/Archivo EFE

El líder de la oposición socialdemócrata en el Parlamento alemán, Frank-Walter Steinmeier, considera que la política de austeridad en Europa impulsada por la canciller Angela Merkel ha fracasado.

"Es un hecho que el nivel de la deuda pública en Europa es hoy más alto que hace tres años", dijo Steinmeier en declaraciones que publica hoy el diario "Westdeutsche Alllgemeine Zeitung" (WAZ).

Según Steinmeier, sólo la intervención del Banco Central Europeo (BCE) ha evitado lo peor.

"Si 26 países europeos hacen recortes simultáneamente se cae en la recesión. Es imposible salir adelante sin reformas estructurales y la consolidación no funciona si se renuncia al crecimiento", dijo Steinmeier.

Merkel, según Steinmeier, reacciona siempre demasiado tarde y sus medidas se quedan a medio camino e ignora las consecuencias del desempleo juvenil en el sur de Europa.

"Esta creciendo una generación sin oportunidades. En algún momento, esa gente perderá la fe en Europa y eso es algo que no puede ser bueno para el futuro", dijo Steinmeier.

Steinmeier fue ministro de la Cancillería durante la coalición rojiverde presidida por Gerhard Schröder (1998-2005) y como tal es considerado como el arquitecto de la llamada Agenda 2010, con la que se reformó el estado de bienestar alemán.

Posteriormente, fue ministro de Asuntos Exteriores y vicecanciller durante la llamada "gran coalición" entre la Unión Cristianodemócrata (CDU) y el Partido Socialdemócrata (SPD), presidida por Merkel.

En las elecciones de 2007 fue candidato a la cancillería y, tras ser claramente derrotado por Merkel, asumió la jefatura del grupo parlamentario socialdemócrata.