Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Boeing firma la venta de 175 aviones a Ryanair por 12.000 millones de euros

Se trata de la mayor compra realizada por una aerolínea europea al fabricante estadounidense

El presidente de Ryanair, Michael O'Leary.
El presidente de Ryanair, Michael O'Leary. AFP

El año arrancó con timidez en el negocio de la aviación comercial. Pero empieza a tomar cuerpo. Un día después de que Airbus anunciara un pedido histórico con la aerolínea de bajo coste Lion Air, su rival Boeing ha cerrado este martes la venta de 175 aviones B737 Next Generation con la irlandesa Ryanair. El valor en cartera de estos bimotores de pasillo único, que permitirán a la aerolínea consolidar su posición con la mayor low cost de Europa, se estima en 15.600 millones de dólares (unos 12.000 millones de euros).

Se trata de la mayor compra realizada por una compañía europea a Boeing. Michael O´Leary, consejero delegado de Ryanair, ha explicado que necesita estos aviones "para cubrir los huecos" dejados por Iberia y SAS en las rutas más largas en el continente. Ryanair elevará su flota de 300 a 400 aviones. El plan contempla que parte de los nuevos aviones sirvan para jubilar 75 aparatos más antiguos y menos eficientes.

La compañía irlandesa no descarta comprar 150 aviones más de la versión B737 Max. "Dependerá de cuánto se abra el mercado", ha añadido. En la actualidad, su volumen de pasajeros ronda los 80 millones anuales. Conforme vaya recibiendo los aviones podrá crecer a un ritmo del 5% anual, para superar los 100 millones de pasajeros. La entregas se realizarán en 2018.

La aerolíneas de bajo coste son las que están desarrollando en este momento el mayor crecimiento y están tomando el lugar de las compañías tradicionales como clientes del duopolio. El B737 es, por su parte, el modelo más vendido de Boeing. Con la venta a Ryanair, el fabricante estadounidense va a más que doblar los pedidos para este avión en lo que va de 2013, hasta las 313 unidades.

El gigante aeroespacial con sede en Chicago hace el anuncio cuando su B787 Dreamliner está a punto de cumplir tres meses en tierra por incidente de las baterías quemadas. Ray Conner, responsable de la división comercial de Boeing, ya dijo la semana pasada que espera que el Dreamliner vuelva a retomar el vuelo "en semanas", cuando la agencia de la aviación en EE UU de su aprobado a la solución propuesta. Por el momento, le toca seguir tirando del B737, el avión preferido de las aerolíneas de bajo coste por su eficiencia y flexibilidad.