Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
FRANCIA ECONOMÍA

Francia puede "reducir un poco" las previsiones de crecimiento para 2013

El primer ministro francés Jean-Marc Ayrault (D) atiende a los medios en el Palacio del Eliseo tras la celebración de la reunión semanal, en París, Francia. EFEArchivo Ampliar foto
El primer ministro francés Jean-Marc Ayrault (D) atiende a los medios en el Palacio del Eliseo tras la celebración de la reunión semanal, en París, Francia. EFE/Archivo EFE

"Hay una bajada del crecimiento en todas partes, también en Alemania", resaltó Ayrault en una entrevista al canal público de televisión France 2, en la que aseguró que no se resigna "a nada" y mira la realidad "de frente".

El jefe del Gobierno francés prefirió no dar cifras sobre las previsiones de una eventual reducción del crecimiento para "no desmovilizar" al conjunto de los actores de la sociedad y anunció un presupuesto para 2013 "honesto", "sincero" y "realista".

Reconoció que remontar "la cuesta del paro" será "difícil", al comentar el aumento de 1,3 % registrado en julio, según informó hoy el Ministerio de Trabajo.

Sobre esta cifra, la peor de los últimos tres años, Ayrault destacó que el Gobierno lucha por salvar "empleos industriales" amenazados por planes sociales "astutamente retrasados" hasta después de las elecciones presidenciales de la pasada primavera.

Preguntado por el precio de la gasolina ante el aumento del precio del barril de petróleo por el que el pasado día 22 anunció una reducción de los impuestos sobre los combustibles, Ayrault señaló que la rebaja de entre 2 y 4 céntimos de euro el litro "no está muy lejos de la realidad" barajada.

El Ejecutivo busca "una medida de bloqueo para evitar que los precios vuelvan a subir", recalcó en relación con la promesa de mayo pasado del presidente francés, el socialista François Hollande, de congelar el coste de los combustibles en caso de un fuerte incremento.

Reiteró que el esfuerzo debe ser "doble": por parte del Estado, que perderá ingresos con la bajada de impuestos, pero también por el lado de las sociedades petroleras.

Al respecto, Ayrault indicó que se pondrá en marcha un observatorio para ver a qué precio compra y vende el carburante el distribuidor.

En relación a la polémica desatada hoy sobre la energía nuclear después de que dos ministros socialistas calificasen este ámbito de "sector de futuro", hizo hincapié en que "la posición del Gobierno es muy clara" y "solo hay una", cumplir los compromisos electorales de Hollande.

El presidente francés prometió que el peso específico de las centrales atómicas en la producción eléctrica nacional pasaría al 50 por ciento en el horizonte de 2025, frente al 75 % actual.

"De todas formas, aunque el Gobierno reduzca al 50 por ciento" esa parte, habrá una poderosa e influyente filial nuclear en Francia, como hoy recordó el ministro de la Reforma Productiva, Arnaud Montebourg.

En declaraciones al canal "iTélé", el líder verde y diputado Noël Mamère aseguró que, si escucha a Montebourg, Hollande tardará "200 años" en cumplir sus objetivos nucleares.