Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rafael Martínez, implicado en el caso Gürtel, dimite como presidente de la patronal alicantina

Fue multado por amañar contratos de obra pública y su empresa figura en la investigación policial por la supuesta financiación ilegal del PP

El presidente de la Confederación Empresarial de la Provincia de Alicante (Coepa), Rafael Martínez Berna, ha renunciado este jueves a su cargo, en el que será sitituido por el vicepresidente, Enrique Martín Alvarez, hasta que se celebren las elecciones, según ha informado la patronal alicantina en un comunicado.

La empresa de Hormigones Martínez ha sido multada recientemente por la Comisión Nacional de la Competencia con 5,3 millones de euros por amañar supuestamente contratos por un valor de cinco millones de euros, junto a otras 46 empresas. Martínez ha recurrido la multa. Hormigones Martínez también es una de las empresas supuestamente relacionadas con la financiación ilegal del PP valenciano, según recoge el sumario del caso Gürtel. Compromís había exigido reiteradamente su dimisión.

En el transcurso de la reunión de Comité Ejecutivo y la posterior Junta Directiva, que han tenido lugar en la sede central de la confederación, Martínez Berna ha presentado su "renuncia irrevocable" a la presidencia de Coepa para "centrar toda su atención en el desarrollo de los planes de diversificación de negocio de CHM y en la expansión internacional de su empresa, puestos en marcha con el objetivo de compensar las dificultades que, ante la actual situación económica, está atravesando el sector de la obra pública".

"Estas nuevas áreas de trabajo, que dependen de la presidencia de la compañía que él ostenta, van a requerir una mayor dedicación y un notable esfuerzo para la apertura de nuevas líneas de negocio y de nuevos mercados en todo el mundo, lo que le restará capacidad de atención a las labores institucionales que la presidencia de la confederación requiere", ha explicado la misma fuente.

Además, según ha añadido Coepa, "esta decisión evitará, además, cualquier confusión entre su papel institucional -como representante de una organizción patronal- y su faceta empresarial -como presidente de CHM-". Según la patronal, Martínez Berna entiende que ésta "es la manera más adecuada para poder afrontar con total autonomía y dedicación la defensa de los intereses de la empresa que preside".

Ante esta decisión, la Junta Directiva en pleno le ha reconocido "su intensa labor y su dedicación como representante empresarial y le ha despedido con una calurosa ovación". A partir de ahora y hasta la convocatoria de elecciones asumirá la presidencia con la unanimidad del Comité Ejecutivo el vicepresidente Enrique Martín Alvarez, quien estará al frente de la institución, en aplicación del artículo 19 de los estatutos de la Confederación.

La empresa CHM, presidida por Martínez Berna, fue sancioanda el pasado mes de octubre por la Comisión Nacional de la Competencia (CNC), con una multa de 5 millones de euros, por ponerse de acuerdo con otras firmas para repartirse los contratos de la administración pública. CHM ha recurrido esta sanción y el propio Martínez Berna siempre ha negado "tajantemente" estos hechos.