Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

Los líderes europeos estudian ayudar a los países bajo presión a través del FMI

Reuters revela que los dirigentes están negociando con el Fondo que el BCE le preste dinero para atajar la extensión de la crisis

Los líderes europeos están discutiendo con el Fondo Monetario Internacional la posibilidad de que el BCE preste dinero a este organismo con vistas a poder disponer en caso de que fuera necesario de los fondos suficientes como para rescatar a las economías más grandes del euro. Esta posible medida, revelada por fuentes oficiales a Reuters, pondría en marcha un importante cortafuegos contra el riesgo de que la crisis en los mercados de deuda se siga extendiendo ahora que ya está salpicando al corazón de Europa (Francia y Austria), aunque aún está en una fase muy previa.

"Estamos teniendo discusiones sobre este tema", ha admitido una de las fuentes citadas por esta agencia. "Sería la única manera para sortear las restricciones legales del BCE", ha añadido en relación a que los estatutos del instituto emisor prohíben explícitamente que acuda en rescate de ninguno de sus socios. Fuentes del FMI consultadas sobre esta iniciativa han respondido que no comentan informaciones de prensa.

Sin embargo, la posibilidad de que el BCE rescate a algunos de los grandes como Italia, cuya prima de riesgo está en las mismas cotas que provocaron el rescate de Grecia, Irlanda o Portugal, o incluso España, que hoy ha rozado estos mismo niveles, es una iniciativa que no gusta en Alemania. Berlín alude al riesgo moral que supondría para rechazarla.

En este sentido, Francia está empezando a reclamar una mayor implicación por parte del instituto emisor para superar la crisis, algo que está visto como los analistas como la única vía posible para atajar el acoso contra la deuda de la eurozona hasta que entre en marcha en el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) reforzado.

Esta herramienta está dotada en estos momentos con 440.000 millones, aunque su capacidad real efectiva solo llega a 250.000 millones. Los países europeos acordaron reforzarlo sobre el billón de euros, pero ya se cuenta con que habrá que esperar para verlo en estos niveles. Con su volumen actual, los expertos advierten de que no tiene capacidad suficiente para salir en rescate de Italia, tercera economía del euro, o España, que es la cuarta.

Desde que puso en marcha el programa en mayo de 2010, el BCE habría comprado hasta el pasado miércoles unos 190.000 millones, aunque según fuentes del mercado consultadas por Bloomberg se habría esforzado entre el pasado jueves y hoy para mantener bajo control los precios de la deuda italiana y española.