Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El agravamiento de la crisis

Moody's rebaja la calificación a 12 bancos británicos en pleno debate sobre la recapitalización

La agencia justifica el recorte en que se ha reducido el margen para recibir ayudas públicas. -Lloyd's, RBS y Santander UK, entre las entidades financieras afectadas

La City ha sufrido esta mañana una sacudida al saberse que la agencia Moody's ha rebajado su calificación a 12 entidades financieras británicas, incluidas entidades del peso de Lloyds, Royal Bank of Scotland (RBS), el banco hipotecario Nationwide, Santander UK o Co-operative, el banco de la cooperativa Co-op. El anuncio llega, además, en pleno debate sobre la recapitalización del sector en Europa. Moody's argumenta su decisión en que, aunque es probable que el Gobierno británico siga dando apoyo a algunas de las grandes entidades en caso de que tengan problemas, el margen de maniobra de las autoridades se ha reducido.

La agencia observa, sin embargo, que su decisión no refleja un deterioro en la fortaleza del sistema bancario británico. RBS ha caído un 3,8% y Lloyds un 3,36% en la apertura del mercado. RBS y Nationwide han sido rebajados dos grados en la calificaciones de Moody's. Lloyds, Santander UK y Co-operaive, un grado. El resto son pequeñas entidades que sufren recortes de entre cinco y siete grados. En concreto, la filial del banco que preside Emilio Botín pasa de A1 a Aa3, la cuarta calificación más alta posible y que sigue representando un nivel alto.

El anuncio de Moody's ha reforzado los rumores de que el Gobierno británico se dispone a inyectar más capital público en RBS, una entidad que quedó nacionalizada en la práctica como consecuencia de la crisis financiera después de que el Tesoro tuviera que destinar para reflotarla 45.000 millones de libras (52.000 millones de euros al cambio actual).

El Financial Times adelantó el pasado miércoles que la Autoridad Bancaria Europea está revisando los ejercicios de solvencia de stress de 91 entidades europeas que superaron en julio esa prueba pero de forma muy ajustada. Entre esos bancos estarían RBS, Commerzbank, Deutsche Bank, Société Générale y UniCredit.

"Moody's cree que el Gobierno es probable que continúe proporcionando algún grado de apoyo a las instituciones financieras sistémicamente importantes, lo que continúa representando hasta tres escalones al alza. Sin embargo, es más probable ahora que permita a instituciones financieras más pequeñas caer si se convierten en problemáticas", explica la agencia en el comunicado en el que ha anunciado los recortes.

Sin embargo, "los anuncios realizados, así como las acciones que se han adoptado por las autoridades de Reino Unido, han reducido significativamente el previsible soporte sobre el medio y el largo plazo", añade. Con esta decisión, Moody's concluye su revisión del apoyo sistémico por parte del Gobierno a estas instituciones que inició el pasado 24 de mayo.

La agencia también recorta la nota de nueve bancos portugueses

La agencia de calificación Moody's ha anunciado hoy una rebaja en la nota de nueve de los principales bancos lusos debido a su posesión de deuda soberana portuguesa, a las expectativas de débil crecimiento de la economía y a la "presión" a la que se ven sometidos para conseguir liquidez.

Moody's afirma que con estas medidas concluye con la revisión de sus calificaciones a las entidades financieras lusas iniciada el pasado 15 de julio, cuando cortó la nota de la República de Portugal de Baa1 a Ba2, un nivel considerado ya como bono basura.

De esta forma, los principales bancos del país cuentan ahora con un rating equivalente a bono basura, a excepción del Banco Santander Totta.

S&P devalúa a Dexia aunque la mantiene en un nivel "bueno"

La agencia de calificación de riesgo Standard & Poor's ha revisado hoy a la baja la nota de las tres principales entidades operativas del grupo francobelga Dexia (Dexia Banca Bélgica, Dexia Crédito Local y Dexia Banca Internacional en Luxemburgo). La calificación ha pasado de A a A- para la deuda a largo plazo y de A-1 a A-2 para la de corto plazo, a pesar de lo cual todavía se mantiene por encima de la categoría que se aplica a los prestatarios considerados poco fiables.

Standard & Poor's espera informaciones adicionales sobre las consecuencias de la reestructuración del grupo y del posible respaldo de las autoridades belgas y francesas a la banca para otra posible revisión de la nota, ha informado la agencia Belga.

Más información