Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ordóñez insta al Gobierno a reconocer que España "tiene problemas"

El gobernador del Banco de España advierte de que "es una pérdida de tiempo" culpar a los mercados de la crisis.- Aconseja modificar el marco legal para crear empleo y contempla vender algunas cajas

Los inversores están apretando a España en los mercados de deuda y, a tenor de cómo están evolucionando los acontecimientos, que han demostrado que más vale no subestimar un posible recrudecimiento de los problemas a un año del rescate de Grecia, no hay que descartar que el castigo aumente. Ante este panorama, el gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, ha instado al Gobierno a "reconocer que tiene problemas", que debe "tomar medidas" para solucionar la situación y ha advertido de que es "una pérdida de tiempo" culpar de la crisis a la "malicia de los mercados".

En una dura intervención contra el Ejecutivo durante su intervención en la apertura de la Asamblea de socios del Instituto de Empresa Familia, el gobernador ha recriminado al Gobierno, sobre el que ha insistido en varias ocasiones en que no ha sabido identificar los problemas, errores fundamentales a la hora de abordar el deterioro de la economía española. Así, ha resaltado que el Ejecutivo pensó que "nuestros problemas eran solo por la crisis financiera internacional y no por los desequilibrios acumulados en la expansión". El gobernador también tuvo palabras para la oposición que criticó los recortes de gastos de Zapatero. "Otro ejemplo de no identificar lo problemas fue el de quienes dijeron que para corregir nuestro elevado déficit público no era imprescindible realizar recortes en el gasto".

Preguntado por el repunte que ha registrado hoy el diferencial entre los intereses de la deuda española y la alemana, que sirve de referencia, hasta tocar los 260 puntos básicos, Ordóñez se ha mostrado tajante: "No deberíamos aceptar tener que pagar un spread (prima de riesgo) del orden los 200 puntos básicos durante mucho tiempo". Según ha advertido, esto no solo aumenta el gasto público, sino que también podría dificultar la financiación de las empresas, reducir el crédito e incrementar su coste, ha argumentado. "Si no reducimos suficientemente el spread del Reino de España el crédito podría verse afectado. No solo por la falta de impulso de la demanda, sino también por la limitación de la propia oferta", ha insistido.

Sobre este último punto, el corte del crédito, ha augurado que la vuelta de la financiación va a depender del final de la reestructuración de las cajas y de que los mercados recuperen la confianza en España. Además, en un análisis en el que ha coincidido con el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, que ha tomado la palabra tras Ordóñez, ha destacado que fuera de la construcción y la promoción inmobiliaria, otros sectores están registrando crecimientos positivos del crédito.

Ahora, una vez inmersos en la crisis, el que fuera secretario de Estado de Hacienda con el PSOE ha instado al Ejecutivo a perseverar en las reformas para recuperar la confianza de los mercados y lograr reducir el sobrecoste que los inversores exigen a España para financiarse. "Culpar del mayor coste que tiene España a la maldad o la malicia de los mercados sería una pérdida de tiempo", ha advertido.

Dentro de las reformas pendientes, Ordóñez ha vuelto a centrar la atención en el paro tras criticar que, de los 40 países más importantes del mundo, solo dos tienen una tasa de desempleo superior al 20%: España y Sudáfrica. En su opinión, sin embargo, este deterioro del mercado laboral no se debe tanto a la falta de competitividad o productividad del modelo español o la escasa cualificación y formación, como al el marco legal. Por este motivo, ha asegurado que "hay algunos empresarios que tienen horror a contratar". Según ha explicado, los cambios normativos deberían seguir el ejemplo de los países nórdicos, que introdujeron flexibilidad para reducir la tasa de paro, que han aumentado los salarios donde crecía la productividad y han incrementado la protección social.

Además, aprovechando el marco de su discurso, el gobernador del Banco de España ha recordado a los empresarios que tienen la responsabilidad de introducir con la máxima diligencia todas las reformas laborales que permita la nueva normativa.

Ya en el turno de preguntas, Ordóñez ha avanzado que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) va a entrar "en cuatro o cinco cajas". "Estará un tiempo para llevar a cabo los planes de reestructuración, que son importantes, y si no los cumplen inmediatamente habrá que venderlas y colocarlas en el mercado", ha advertido. En cuanto al resto de entidades, ha recordado que otras cuatro van a intentar salir a Bolsa en "un momento obviamente difícil", ha admitido.

Tras el discurso de Ordóñez ha tomado la palabra Campa, quien ha trasladado a los empresarios que el futuro no es "un panorama negro y de pesimismo, sino de oportunidades para ganar productividad". Además, ha garantizado que "las reformas van a perseverar aunque son duras a corto plazo, porque nos harán prosperar a largo plazo".

Por último, el presidente del Instituto de Empresa Familiar, Isak Andic, ha afirmado que la incapacidad de las grandes fuerzas políticas para alcanzar grandes progresos significa más inseguridad jurídica para los empresarios". Sobre la reforma financiera y la prima, ha denunciado que el spread que pagan las empresas españolas es superior al de sus principales competidores. Y esto supone un gran esfuerzo para ellas. Sobre los cambios pendientes, ha pedido más flexibilidad laboral, que los convenios no se liguen al IPC y que se reduzca el gasto público, pero no la inversión.

El BdE pide a los nuevos Gobiernos autonómicos que no se olviden del déficit

El gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, ha llamado a los nuevos gobiernos autonómicos y locales que se formen tras las elecciones de 22-M a que cumplan "rigurosamente" los objetivos de déficit fijados con el fin de lograr reducir el saldo negativo de las cuentas públicas al 3% en 2013, según el compromiso adquirido con Bruselas.

Ordóñez ha asegurado que los recortes del gasto desplegados por el Gobierno central y algunas administraciones autonómicas han sido los "adecuados" y han reflejado una "actitud responsable". Si bien, ha advertido de que el horizonte del Plan de Estabilidad es "ambicioso", por lo que "ahora se debe exigir que todas las administraciones cumplan rigurosamente los objetivos fijados para este año y los siguientes".

Entre los motivos que han provocado el reciente repunte de la presión de los mercados contra España los expertos incluyen la posibilidad de que el cambio en algunas autonomías tras los comicios suponga la aparición de más déficit de lo esperado.

Más información