Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sarkozy apoya al italiano Draghi para sustituir a Trichet en el BCE

El respaldo de Francia confirma las altas posibilidades de la candidatura del gobernador del Banco de Italia

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, apoya la candidatura del gobernador del Banco de Italia, Mario Draghi, para suceder a Jean-Claude Trichet en la presidencia del Banco Central Europeo (BCE). Según ha afirmado el dirigente francés tras reunirse con el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, Draghi es "un hombre de calidad" para el puesto.

El apoyo de Sarkozy confirma las más que probable candidatura del banquero italiano para sustituir al francés Trichet en el instituto emisor europeo. La clave para ello fue el visto bueno que le dio la semana pasada el Gobierno alemán de Angela Merkel de boca de su ministro de Hacienda, Wolfgang Schäuble.

"Francia estará muy feliz de respaldar a un italiano para presidir el BCE", ha afirmado Sarkozy. "Conozco muy bien a Mario", ha añadido antes de matizar que le apoya "no porque sea italiano, si no porque es un hombre de calidad" para el cargo. Además, ha celebrado que su llegada a la presidencia de la institución será "muy buena señal" para Italia, ya que según ha argumentado "podría afrontar dudas sobre su papel y su posición en Europa".

La candidatura de Draghi cobró fuerza con la retirada por sorpresa de la carrera por suceder a Trichet del que hasta entonces favorito, el alemán Axel Weber, presidente del Bundesbank (Banco Central). Tras la caída de Weber, el Gobierno de Merkel ha acabado por renunciar a su pretensión de sentar a un alemán al frente del BCE, una de marcado acento alemán desde su nacimiento. No solo porque su sede esté en Fráncfort, sino porque sus estatutos son prácticamente una copia de los principios que rigen el Bundesbank y el mandato único de su política monetaria es controlar la inflación, fiel reflejo de los fantasmas históricos de Alemania tras la hiperinflación del periodo de entreguerras.

En principio, el sustituto de Trichet, que a sus 69 años dejará el BCE el 31 de octubre al concluir su segundo mandato, será nombrado por los jefes de Estado o de Gobierno en el Consejo Europeo del 24 y 25 de marzo. El nombramiento del presidente de la institución formará parte de la negociación que se desarrollará en esta cumbre, en la que también se adoptarán importantes decisiones referentes al gobierno económico de la UE.