Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La salida de la crisis

Los precios aumentan su ritmo de subida hasta el 3,3% en enero

El alza de la luz y los alimentos explican el repunte de la inflación hasta su nivel más alto desde 2008, según el dato adelantado del IPC

El Indice de Precios de Consumo (IPC) situó en enero su tasa anual en el 3,3%, tres décimas más que en el mes anterior, debido a la subida de la luz y de los alimentos y bebidas no alcohólicas, un apartado que empieza a reflejar el encarecimiento de las materias primas en los mercados internacionales, según el nuevo indicador adelantado sobre la evolución de precios en España que publica hoy por primera vez el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con este repunte, la tasa anual del IPC alcanza su valor más elevado desde octubre de 2008, mes en el que se situó en el 3,6%. Por su parte, el Indice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) alcanzó el pasado mes de enero el 3%, una décima más que en diciembre. De confirmarse este dato a mediados de febrero, se trataría también de su tasa anual más elevada desde octubre de 2008 (3,6%). Con vistas al futuro, las previsiones de los expertos de Funcas, la asociación de las cajas de ahorros, apuntan a que la inflación siga alta en febrero (3,4%) y empiece a moderarse en marzo hasta cerrar el año en torno al 1,7%.

El dato se conoce el mismo día en el que barril de petróleo Brent ha vuelto a rozar los 100 dólares

Además, otro de los principales factores que han estado detrás del repunte de los precios en los últimos meses, el encarecimiento de los carburantes y el transporte por el alza del petróleo, augura más malas noticias para los próximos meses. El Brent, el crudo de referencia para Europa, ha rozado esta mañana la cota psicológica de los 100 dólares por las tensiones en Egipto, país productor -aunque no con una gran cuota de mercado-, y el riesgo a que la crisis siga extendiéndose a otros países de la región. A primera hora, ha llegado a tocar los 99,97 dólares.

La subida del oro negro, fijada por su evolución en los mercados internacionales, y su implicación en el proceso de formación de los precios en el conjunto de la economía, está afectando también a los socios del euro de España. Por este motivo, la inflación en la eurozona también ha aumentado en enero, aunque una décima menos que en España, hasta el 2,4%.

Nueva metodología, más diferencias

El Instituto Nacional de Estadística ha decidido publicar un indicador adelantado del IPC tras introducir una serie de cambios en el IPC armonizado, que harán que las diferencias entre ambos, antes mínimas, se acentúen. Como consecuencia de un reglamento europeo de obligado cumplimiento, los IPCA de los países europeos darán un tratamiento común a los productos considerados estacionales, entre los que se incluyen el pescado, las frutas y verduras frescas y el vestido y el calzado.

Las consecuencias de la aplicación de este reglamento europeo en el cálculo del IPCA serán, por un lado, las mayores oscilaciones de precios y, por otro, la ruptura en la serie histórica. Habitualmente, el dato adelantado del IPC armonizado que publica el INE a finales de cada mes suele coincidir (apenas varía en una décima) con el del IPC general. Con el nuevo tratamiento que se dará a los productos estacionales en la inflación armonizada, esto no va a suceder, pues habrá diferencias importantes en los resultados de ambos indicadores.

Por esta razón, el INE ha considerado conveniente publicar un IPC adelantado, que complementará al del IPCA, y que permitirá tener una información completa de las tasas de inflación nacional y de la que sirve de referencia comparativa con los países de la UE.