Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El recorte del déficit del Estado salva el objetivo del conjunto de las Administraciones

La Administración Central cierra 2010 con un desequilibrio del 5,07% frente al 5,9% esperado gracias a la mejora de los ingresos por IVA

La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, ha avanzado hoy que el déficit de la Administración Central ha cerrado el pasado 2010 en el 5,07%, por debajo del 5,9% esperado, lo que permitirá enjugar "potenciales desviaciones en alguna otra administración" y cumplir "con holgura" el 9,3% esperado para el conjunto del Estado. En este sentido, "el margen más que suficiente" que ha obtenido el Gobierno en la Administración, según ha valorado Salgado, permitirá corregir en hasta dos puntos porcentuales el más que previsible exceso de déficit que tendrán las comunidades o, menos probable, los Ayuntamientos, ya que la Seguridad Social, aunque por la mínima, ha logrado mantenerse en superávit.

Según ha añadido Salgado en otra comparecencia no prevista, tal y como sucedió ayer con el anuncio de la reforma de las cajas, en términos monetarios e incluyendo el efecto de las liquidaciones de las administraciones territoriales, el déficit se ha quedado en 53.444 millones de euros, 8.000 millones por debajo de lo calculado. La causa de que el resultado haya sido mejor de lo calculado reside en los ingresos, que aumentan un 7,7%, casi el doble que lo previsto por el aumento del IVA. En el lado contrario, con datos provisionales, el apartado de los gastos apenas se ha reducido en 2,1 puntos porcentuales con respecto a 2009 pese a las diversas medidas de austeridad que se han puesto en marcha a lo largo de 2010.

Sobre cuál será la evolución de las comunidades, cuyas cifras se conocerán en las próximas semanas, Salgado ha recordado que, hasta la fecha, "solo una ha dicho que su déficit va a ser peor de lo previsto", en referencia a Cataluña. Además, otras dos ya lo hicieron con datos del tercer trimestre. En su conjunto, el objetivo de las comunidades es del 3,1% en términos de contabilidad nacional. Dado que la también ministra de Economía ha reiterado que el objetivo para todas las administraciones no baja del 9,2% pese al buen dato de la Administración central, el déficit de las autonomías podría irse hasta el 3,75% sin afectar a la cifra comprometida ante Bruselas. Los Ayuntamientos, por su parte, cerrarán el ejercicio con un desequilibrio del 0,6%.

Estas autonomías, ha advertido la vicepresidenta, deberán presentar un plan de reequilibrio que debe pasar el examen del Ministerio de Economía. "Las normas están claras", ha añadido para justificar que no se les permitirá emitir deuda hasta que trasladen unos planes "suficientes". En todo caso, ha añadido, su regreso al mercado será gradual a partir de entonces.