_
_
_
_
_

Zapatero se coloca más cerca del BCE que de Merkel para reformar el Tratado

El presidente contempla cambios "limitados" pero recela de que los bancos deban asumir parte del coste de los rescates.- Afirma que la propuesta de rescindir todos los derechos de voto no cuenta con los apoyos necesarios

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha avanzado hoy que España se situará con el BCE y el resto de países de la UE que no ven con buenos ojos la propuesta de Berlín de hacer copartícipes a los bancos del coste de los rescates. Según ha explicado el dirigente español al término del Consejo Europeo que ha accedido a modificar el Tratado, el Gobierno español acudirá al debate sobre la reforma del texto constitucional de la UE con una postura a favor de cambios "limitados". Además, ha revelado que la petición de la canciller alemana Angela Merkel de retirar todos los derechos de voto a los países incumplidores de déficit no cuenta con los suficientes apoyos.

Tras el acuerdo alcanzado de madrugada entre los líderes europeos para modificar el Tratado de Lisboa con el objetivo de que crear un mecanismo de rescate permanente para los Estados insolventes, ahora le toca a la Comisión lanzar su propuesta sobre cómo funcionará, sus características y sus sanciones. Es en este punto donde arrecian las diferencias entre los países. Entre las diversas posturas, Alemania ha ocupado la más rigurosa y exigente con la petición de retirar a los Estados incumplidores el derecho de voto y la propuesta de que los bancos paguen parte de la factura renunciando a cobrar un porcentaje de la deuda soberana de estos países que tienen en sus carteras de inversión.

Más información
Merkel y Sarkozy imponen cambiar el Tratado para salvar la zona euro
Sarkozy abronca a Trichet por discrepar en público con los líderes de la UE

Sobre el primer punto, si bien Zapatero no ha rechazado que los países incumplidores de los objetivos de déficit no participen en la toma de decisiones relativas a la política monetaria, se ha mostrado reacio a limitar sus derechos de participación de forma generalizada. En cualquier caso, ha augurado que esta medida no logrará los apoyos necesarios para salir adelante. En cuanto al segundo punto, ha advertido de que hay que ser "muy cauto" a la hora de vincular a las entidades privadas con los problemas de un determinado Estado. Por este motivo, ha adelantado que España estará "cerca de los países cuya posición sea de mucha precaución" ante la petición de que los bancos asuman parte del coste del rescate. Al frente de este grupo de Estados se ha situado el presidente del BCE, Jean Claude Trichet, que rechaza abiertamente la propuesta de Berlín.

Abriendo el foco, el jefe del Ejecutivo español ha valorado el impulso a las medidas de control del déficit y que tanto la Comisión Europea como el Consejo Europeo vayan a tener más poderes y competencias sobre este asunto. Además, a preguntas de los periodistas, ha admitido que si las modificaciones se hubieran implantado hace cinco años, "España no tendría hoy muchos de los problemas que tiene".

Los frentes de la batalla

- El pacto franco-alemán para cambiar por su cuenta el Tratado de la Unión ha levantado suspicacias en la Comisión, el Parlamento, el Eurogrupo y el BCE.

- El acuerdo de Deauville implicaba que Alemania aceptaba sanciones menos duras para los países más gastadores y Francia decía sí al mecanismo de resolución de crisis.

- El pacto, que deberá aprobar hoy el Consejo, busca una mayor vigilancia a los países que pierden competitividad. Se cae la retirada del derecho de voto a los países con déficit excesivo.

- El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, considera "inaceptable" el pacto franco-alemán. La canciller Angela Merkel, sin embargo, lo cree necesario. "Que algunos tengan miedo no es un argumento", dijo.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_