Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Policía arresta al presidente de Total en Italia por corrupción

La Fiscalía cree que existe un pacto corrupto por un valor de 15 millones de euros y en el que estaría implicado este directivo

El consejero delegado de la petrolera Total Italia, Lionel Lehva, fue arrestado hoy en Roma acusado de corrupción vinculada con unos supuestos cobros de comisiones por la concesión de extracciones de petróleo en la región italiana de la Basilicata (sureste). Los agentes de la Policía italiana se han personado este martes en las oficinas de Total Italia en la capital del país para comunicar la orden de arresto sobre el consejero delegado de la filial de la petrolera francesa, al que interrogaron en la sede de la compañía.

La Fiscalía, encabezada por Henry John Woodcock, cree que existe un pacto corrupto por un valor de 15 millones de euros (unos 20,5 millones de dólares) entre los directivos de Total Italia y un grupo de empresarios interesados en la concesión de extracciones petrolíferas en Basilicata. En la misma operación que llevó al arresto de Levha, para el que se ha dictado prisión provisional, fue detenido el diputado del Partido Democrático (PD) italiano de centro-izquierda Salvatore Margiotta, a quien se ha impuesto un arresto domiciliario que deberá autorizar el Congreso de los Diputados italiano.

Una decenda de detenidos

Junto a ellos, han sido detenidos además una decena de personas, entre ellas, Jean Paul Juguet, responsable de uno de los principales proyectos de extracción de Total Italia en Basilicata, así como los representantes de Total Roberto Pasi y Roberto Francini. Sobre todos ellos, detenidos en una operación policial desarrollada en Roma y en la ciudad de Potenza (sureste), pesan las acusaciones de delito de corrupción y de alteración de la venta pública. Los directivos de Total Italia, que tiene la concesión petrolífera en la región sureña, favorecieron supuestamente a la sociedad dirigida por el empresario Francesco Ferrara la adjudicación de los permisos para los trabajos de realización del centro de extraccones de crudo en el Val d'Agri (Basilicata).

Según los investigadores, el empresario Francesco Ferrara, también detenido durante la operación, prometió además 200.000 euros (unos 274.000 dólares) a Margiotta por la concesión de los trabajos en el centro de extracción de Basilicata. La Fiscalía asegura que Margiotta se hizo valer de su poder y su influencia para favorecer la adjudicación de las concesiones al proyecto de Ferrara, proporcionando información privilegiada y presionando a los directivos de Total Italia.