Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis mundial

Bruselas propone gastar 200.000 millones para atajar la crisis en la economía real

El plan del Ejecutivo comunitario eleva los fondos al 1,5% del PIB a la espera de ser aprobado por los Veintisiete. -La UE pone sobre la mesa 5.000 millones para los fabricantes de coches

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha convocado al Ejecutivo comunitario para aprobar el plan de reactivación de la economía por un volumen total de 200.000 millones de euros, un 1,5% del PIB de los Veintisiete y más dinero de lo previsto, ya que se especulaba con que este fondo se situaría en unos 130.000 millones. Del volumen total, se destinan 5.000 millones de euros extra para fabricar coches más "verdes" y seguros con el obejtivo de ayudar a los fabricantes a superar el deterioro del mercado.

Un día después de que Washington anunciara su segundo plan de apoyo a la economía por valor de 800.000 millones de dólares con el objetivo de recuperar el crédito, la UE ha hecho lo propio este miércoles con un conjunto de medidas para evitar que el descalabro financiero, que ya está provocando una profunda crisis internacional, acabe convirtiéndose en una crisis social, con fuertes pérdidas de empleo. Estas iniciativas, según ha explicado en rueda de prensa el presidente del Ejecutivo comunitario, José Manuel Durao Barroso, se centran en "aumentar la demanda a través de actuaciones basadas en la inversión, en los recursos humanos, en la educación, en la eficiencia energética y las tecnologías limpias", con lo que las medidas a corto plazo no harán perder de vista las prioridades de la necesaria "reestructuración del sistema económico a medio plazo".

La CE promete flexibilidad con los Estados miembros que superen el límite de déficit del 3% por un año

Concretamente, el grueso de ese dinero (170.000 millones) deberán aportarlo los Estados miembros, mientras que la cantidad restante saldrá del presupuesto comunitario y del Banco Europeo de Inversiones. En este punto, la propuesta debe ser aún aprobada por los Veintisiete, por lo que el texto definitivo podría sufrir modificaciones ante las diferencias entre Alemania, Francia y Reino Unido, que no están de acuerdo ni sobre la amplitud de la intervención ni sobre los instrumentos para llevarla a cabo.

El objetivo de la Comisión, según ha explicado Barroso, es coordinar las medidas que están tomando los Gobiernos de la UE contra la recesión, maximizar sus efectos y evitar que las acciones de un Estado miembro tengan repercusiones negativas sobre el resto, si no al contrario, ya que un aumento de la demanda en un país incidirá al alza en la economía de sus vecinos.

El presidente del Ejecutivo comunitario, que ha destacado que Europa atraviesa "una crisis excepcional que requiere una respuesta también excepcional", ha añadido que todas las medidas que han tomado los Estados miembros en los últimos días, incluida la rebaja del IVA anunciada por el primer ministro británico Gordon Brown, se ajustan al plan diseñado por el Ejecutivo comunitario. Además, ha añadido que aunque el paquete de ayuda está diseñado para aplicarse en 2009, se podrá prolongar a 2010, y ha urgido a los países a aprobarlo por que es necesario ponerlo en marcha de forma inmediata.

De este lado, el comisario europeo de Economía, Joaquín Almunia, ha comentado que el plan se centra en impulsos fiscales coordinados -lo que no implica que tengan que ser uniformes para todos los países-, y que se deberán adoptar de forma temporal y reversible. Es decir, que los países podrán superar el límite de déficit del 3% previsto en el Pacto de Estabilidad en función de sus necesidades "sin que ello suponga la apertura de un procedimiento" por parte de la UE siempre y cuando se sitúe cerca de esta cifra y no sea "durante más de un año".

La próxima cumbre del G20, el 2 de abril en Londres

La próxima cumbre del Grupo de los Veinte (G20) tendrá lugar el próximo 2 de abril en Londres, ha anunciado hoy el primer ministro británico, Gordon Brown. En la sesión semanal de preguntas al jefe del Gobierno en la Cámara de los Comunes, Brown ha dicho que el presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, estará presente en esta cumbre. En la anterior cumbre, celebrada en Washington, junto al G20 estuvieron representados de forma excepcional España, Holanda y la República Checa.

De cara al nuevo encuentro, el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó ayer que España está "en la buena dirección" para asegurar su presencia en todo el proceso de reforma internacional del sistema financiero. "Para ello contamos con buenos amigos, fundamentalmente en el ámbito europeo", aseguró.

Más información