Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los transportistas buscarán el lunes paralizar el país

La Plataforma Nacional de Transporte por Carretera anuncia movilizaciones contra refinerías y la Expo en el día de la huelga

La paralización del país es el objetivo marcado por los transportistas autónomos reunidos hoy en la localidad madrileña de Morata de Tajuña, procedentes de toda España, para celebrar la primera asamblea de la Plataforma Nacional de Transporte por Carretera. Los transportistas están llamados a la huelga el próximo lunes, para reclamar medidas al Gobierno por el alza del precio de los carburantes.

Esta organización, crítica con las que tradicionalmente han negociado las crisis del sector, entre ellas Fenadismer, no materializó finalmente la concentración anunciada ante el Ministerio de Fomento, en Madrid, porque sus actuaciones de protesta se desarrollarán en la carretera, que es "donde más duele".

"Molestaremos en la carretera", ha asegurado Manuel Núñez, presidente de esta Plataforma, porque "el Gobierno sólo va a escuchar cuando le llegue el agua al cuello"."Estamos preparados para todo y moriremos con las botas puestas. Acabaremos con victoria o en la cárcel", ha advertido.

Sobre las movilizaciones de los próximos días, el presidente de la plataforma ha asegurado que "sabemos que las refinerías les duele y vamos a hacer lo que les duele", para añadir que habrá sorpresas en la inauguración del día 14, en alusión a la apertura de la Exposición Universal de Zaragoza.

En referencia a sus reivindicaciones, los autónomos piden precios del gasóleo estables. "No puede ser", explican, "que se empiece el viaje con un precio y se termine con otro".

Los autónomos piden una tarifa de obligado cumplimiento, y una norma antidumping (contra la competencia desleal), entre otras medidas.Los transportistas aseguran que no piensan renunciar a los paros si el Gobierno no firma las reivindicaciones y son aplicadas al día siguiente.

A estas movilizaciones por carretera se suman las que puedan llevar a cabo los pescadores que están convocados la próxima semana a una reunión en Madrid o Lisboa en la que decidirán medidas conjuntas para que la UE rebaje el precio del gasóleo. Hoy se ha conocido que pescadores del sur de la Unión Europea (España, Portugal, Francia e Italia).

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) decidió hoy apoyar el paro convocado por la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) a partir del lunes.

ATA subraya que la crisis económica, unida al alza de los carburantes y de la inflación, ha llevado a más de 39.000 autónomos del sector del transporte a tener que cesar su actividad en el primer cuatrimestre del año.

En Orense, la Asociación Profesional de Empresas de Transporte por Carretera de Ourense (Apetamcor) ha anunciado que sus 2.200 camiones, pertenecientes a los 500 miembros de la organización, se sumarán a la huelga convocada para mañana a medianoche, tras la votación celebrada hoy para adoptar esa decisión.

La Federación de Empresarios de Transporte de Mercancías de Canarias ha anunciado que no secundará los paros indefinidos convocados en protesta por la subida de los precios de los combustibles, pero llamará a una jornada de manifestaciones en el archipiélago.

El Gobierno, "preparado para afrontar" la huelga

El paro en la flota pesquera y el transporte por carretera ha hecho que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, haya asegurado en León que "el Gobierno está preparado, como es su obligación", para afrontar las consecuencias de la huelga.

Y ha hecho un llamamiento a los huelguistas para que tengan "la misma disposición" para llegar a acuerdos que el Ejecutivo.

Zapatero ha dicho que es "plenamente sensible" al impacto de la subida del precio del petróleo, "a todas luces excesiva", y pondrá sobre la mesa "todas las medidas que sean razonables" para apoyar a los sectores más afectados.

A su juicio, más allá del respeto del derecho a la huelga,"todos saben que es mejor que la actividad de un país continúe" con tranquilidad.

En Madrid, la Presidencia del Gobierno, casi simultáneamente, anunciaba en un comunicado la constitución de un Comité de Coordinación y Seguimiento ante los paros anunciados para los próximos días por los transportistas.

Explica que el Gobierno pretende garantizar los derechos fundamentales de los ciudadanos, la libre circulación y el suministro de productos esenciales, por lo que ha decidido hacer un seguimiento permanente del conflicto de forma paralela a las negociaciones con el sector.

Según la nota, el Gobierno está negociando con todo el sector los problemas derivados de la subida del gasóleo, además de otras cuestiones "especificas y coyunturales".