Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ventas de coches vuelven a caer por encima del 24% en el peor mayo de la historia

Las matriculaciones agudizan la crisis del sector con un descenso del 14% en los cuatro primeros meses del año

Las matriculaciones de turismos y todoterenos el pasado mayo se han elevado a 116.108 unidades, una cifra un 24,3% inferior a los 153.396 vehículos vendidos en el mismo mes del año pasado y que agudiza la crisis de un mercado vinculado directamente al consumo y clave para la evolución del conjunto de la economía. De hecho, la caída del pasado mes, que recupera a su vez los descensos superiores al 24% de marzo representa el peor mes de mayo de la historia del sector, un periodo habitualmente positivo para las ventas por la cercanía del verano.

Según han informado hoy las asociaciones de fabricantes (Anfac) y de vendedores (Ganvam) de automóviles las ventas acumuladas en los cinco meses de este año se elevan a 587.407 unidades y suponen un 14,3% menos que las del mismo periodo de 2007, con 685.742, lo que implica en términos de volumen casi cien mil unidades menos.

El resultado de mayo, un mes en el que "no ha habido ni trampa ni cartón; desde el principio ha sido un mes que ha evolucionado muy mal", según ha asegurado el presidente de la patronal, Luis Valero, se equipara al conseguido el pasado marzo con una caída del mercado en estos segmentos del 28%, pero en aquel mes concurrieron unas circunstancias estacionales -la Semana Santa, que un año antes había caído un mes más tarde- que compensaron parcialmente su efecto con la moderada subida del 1,5% de abril -que por la misma razón contó con más días hábiles con los concesionarios abiertos-.

Después del pasado marzo, las peores caídas mensuales en el mercado automovilístico español hasta la fecha han tenido lugar en enero de 1993 con un 51%; en febrero del mismo año, con un 31% y en abril, también de 1993, con el 28,3%.

No obstante, el dato de mayo de 2008 sí pasará a la historia como el peor de toda la historia en este mes, pues el correspondiente a 1993, la peor crisis del sector, arrojó un descenso del 19,6%, y, en términos de volumen, sólo mayo de 1998, con un registro de 105.049 unidades, supera a éste.

Por canales de venta, los particulares compraron el pasado mayo 87.432 unidades que, frente a las 122.135 del mismo mes del año pasado, suponen una significativa bajada del 28,4%. Ni siquiera las empresas de alquiler y la cercanía de la temporada alta veraniega han animado al mercado, ya que han reducido sus compras un 8,3%, con 28.676 matriculaciones, frente a las 31.261 del mismo mes de 2007.

En cuanto a segmentos, durante mayo se ham matriculado 107.451 turismos, cifra que supone un descenso del 23,1% sobre los 139.836 de hace un año. En el periodo, los turismos sumaron 544.875 matriculaciones, un 12,8% inferiores a las 624.795 de enero-mayo del año pasado.

Los todoterrenos, de su lado, siguen sumidos en una profunda crisis, pues las matriculaciones de mayo cayeron hasta un 36,2%, con 8.657 unidades, frente a las 13.560 de igual mes de 2007, mientras que en el año mantienen esa fuerte tendencia descendente con un 30,2% y 42.532 matriculaciones, sobre las 60.947 de los mismos cinco meses del año precedente.

Un "jarro" de agua fría

El director general de Anfac, Luis Valero, ha dicho que mayo ha supuesto un jarro de agua fría en un mercado ya de por sí muy vulnerable a los efectos de la crisis económica. Así, ha destacado dos circunstancias: la caída del mercado de particulares, agrandada este mes, pero en constante baja durante todo el año, y un registro tan bajo en un mes habitualmente dinámico y que suele situarse como el tercero o cuarto de cada año en cuanto a volumen por el efecto que tiene de cara a la temporada veraniega.

Valero ha apuntado que habrá que esperar a los resultados de junio y julio para ver si se modifica la previsión de cierre de ejercicio, después de que el mes pasado ésta pasara de una caída inicial del 2%, a principios de año, al 9%, pero ya ha anticipado "que con este resultado será muy difícil cumplir con el objetivo revisado".

En la misma línea, la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto) ha advertido de que el sector se encuentra en un nivel de "alerta máxima", al tiempo que ha pronosticado "un bache de profundidad" durante los próximos dos años, si no se toman medidas para "evitar un desastre" al cierre de este ejercicio.

Faconauto, que agrupa a más de 6.000 empresas que emplean directamente a 160.000 trabajadores, considera que el fuerte empeoramiento experimentado por el marco económico repercutirá "de forma mucho más negativa en el mercado automovilístico". Así, la organización espera una caída de las matriculaciones superior al 12% en 2008, que podría alcanzar más del 20% en el caso de la demanda de particulares.

Para reactivar la demanda, la asociación insiste en su recordatorio de poner en marcha un Plan de Rejuvenecimiento del Parque Automovilístico que incentive la retirada de la circulación de aquellos vehículos de más de diez años de antigüedad y su sustitución por vehículos nuevos o seminuevos.

Los pequeños, los menos afectados

En este contexto, el mejor panorama lo presentan los segmentos más pequeños de coches baratos, pero Valero ha matizado que se trata de un mix de ventas malo por la escasa rentabilidad de estas ventas.

Por marcas, Ford ha asumido el liderazgo tanto mensual como anual con 12.585 y 58.203 unidades, respectivamente; por delante de Citroen que en mayo matriculó 11.926; de Peugeot, con 10.925, y de Renault, con 10.606, como las únicas que rebasaron la barrera de las diez mil matriculaciones.

En cuanto a modelos, el Ford Focus ha sido el líder mensual y anual, mientras que el Citroen C4 y el Renault Megane se colocaron segundo y tercero, respectivamente, en las dos clasificaciones.

Baja el consumo de gasóleo mientras se venden menos vehículos diesel

Los datos de matricualciones de mayo ponen además de manifiesto un cambio en el modelo de compra con un descenso de los diésel y un aumento de la cuota de los de gasolina por el encarecimiento del gasóleo de automoción, cuyo precio sigue por encima del de la gasolina de 95 octanos. Concretamente, el 32% de los coches comercializados en el último mes estaba equipado con motores de gasolina, frente al 68% correspondiente al diésel. Entre los pasados meses de enero y mayo, los automóviles de gasóleo concentraban el 71% de las matriculaciones, frente al 29% para los de gasolina.

Este incremento de ventas de vehículos de gasolina se produce precisamente cuando el consumo de gasóleo de automoción ha registrado una caída intertrimestral de casi el 10%, su primer retroceso desde septiembre de 2007, según datos del Boletín Estadístico de Hidrocarburos. Además, el retroceso de los diesel coincide con el encarecimiento del precio de este carburante, que en marzo superó por primera vez al de la gasolina, tendencia que se ha mantenido durante los dos últimos meses. De hecho, llenar el depósito de un coche de gasóleo es actualmente 4,4 euros más caro que llenarlo de gasolina.

Más información