Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La hipoteca y los créditos se llevan más del 40% de los ingresos de los españoles

El 78 por ciento de los hogares españoles afronta tres o más créditos en la actualidad

Tres de cada cuatro españoles dedica en la actualidad más del 40 por ciento de sus ingresos a pagar la cuota mensual de préstamos y financiaciones, como la hipoteca y las tarjetas de crédito, según un estudio de la Agencia Negociadora de Productos Bancarios. Este dato supone un aumento de 13 puntos porcentuales respecto a los hogares que se encontraban en esta situación hace cinco meses.

El cada vez mayor esfuerzo que tienen que realizar las familias para afrontar sus deudas también lo refleja el hecho de que ahora el 78 por ciento de los hogares afronta tres o más créditos, mientras que antes sólo la mitad (52%) de la población había suscrito esta cantidad.

A la luz de este dato, el 17 por ciento de los españoles tiene que hacer frente a dos créditos, mientras que sólo el 5 por ciento de la población afronta el pago de un único crédito en la actualidad. En este escenario, y en menos de medio año, ha aumentado significativamente la cantidad de familias que recurren a la reunificación de todas sus deudas en un solo pago. Concretamente, la cuarta parte de los españoles que ha suscrito un crédito es usuario actual o se considera clientela potencial de la reunificación de préstamos. De esta forma, los usuarios que prefieren pagar menos al mes por todas las deudas que han asumido a cambio de un aumento del plazo y del montante final de la deuda suponen el 57 por ciento de los españoles.

El informe refleja además la cada vez mayor cultura financiera de los españoles, ya que dos de cada tres conoce la figura de los intermediarios financieros como entidades que se encargan de la reunificación de deudas y sirven de puente entre el cliente y la entidad prestamista.

Este estudio se ha realizado sobre una muestra de 1.000 entrevistas realizadas en el ámbito nacional el pasado mes de febrero a una población de entre 25 y 64 años con al menos una vivienda en propiedad y que se encuentre pagando una hipoteca, y compara los datos con los de la anterior encuesta, realizada en octubre de 2007.