Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las pensiones de quienes se jubilen a los 70 años subirán hasta un 15%

Los empresarios no tendrán que cotizar a la Seguridad Social por estos mayores.- La persona verá incrementada su pensión en un 3% por cada año que trabaje de más a partir de los 65

El ministro de Trabajo, Jesús Caldera, ha anunciado hoy la aprobación de una ley "en los próximos días" que establecerá el incremento paulatino de la pensión de jubilación hasta un máximo del 15% en cinco años para aquellos que deseen prolongar su vida laboral más allá de los 65 años.

Así lo ha anunciado hoy Caldera en su intervención durante la Conferencia ministerial sobre el Envejecimiento de la Región Europea de la ONU, que se celebra en León desde ayer y en la que participan 300 delegados de 47 países.

Se ha referido al Proyecto de ley de Medidas en Materia de Seguridad Social, que está en trámite parlamentario y que se prevé que se apruebe en el Senado en el próximos días. En virtud de esta norma, los empresarios no tendrán que cotizar a la Seguridad Social por estos mayores que se jubilen después de los 65 años, siempre que estos lo hagan de "forma voluntaria" y si están en condiciones para trabajar. Con esta normativa, el mayor verá incrementada su pensión en un 3% por cada año que trabaje hasta alcanzar los 70 años, cuando este aumento será de un 15%.

El ministro ha explicado que la edad media de jubilación en España está subiendo y "ya hay personas que están esperando a acogerse a esta media", que es voluntaria y que se ha establecido gracias a un acuerdo alcanzado entre empresarios y sindicatos.

Esta normativa dará una "buena perspectiva de futuro para el mantenimiento de la Seguridad Social", ha dicho Caldera, que ha asegurado que favorecerá la sostenibilidad del sistema de protección social en un contexto en que la tasa de natalidad desciende y en el que las personas viven cada vez más años.

"España es uno de los países más longevos"

En su intervención en esta Conferencia, Caldera ha apuntado la necesidad que los países se adapten a la "revolución silenciosa" que supone el progresivo envejecimiento de la población. También ha afirmado que en España la esperanza de vida se sitúa en los 80 años, por lo que es "uno de los países más longevos del mundo".

Para hacerse una idea, ha significado que en nuestro país la esperanza de vida ha aumentado en más de dos años en los últimos diez, una cantidad que consideró "muy elevada" y que "es fruto del progreso sanitario, económico y social". En España, residen 7,5 millones de personas mayores de 65 años, el 17% de la población.

El ministro ha informado en su discurso a los más de 300 delegados asistentes a la Conferencia de las medidas políticas aplicadas en España para hacer frente a este envejecimiento, entre las que destacó la aprobación hace un año de la Ley de Dependencia, así como el incremento de las pensiones.

En el primer año de aplicación de esta Ley de Dependencia, se están beneficiando unos 200.000 "grandes dependientes" en España, muchos de ellos mayores. Esta normativa necesita siete años para su aplicación completa, según Caldera, que ha aseverado que por entonces supondrá una inversión superior del 1% del PIB y generará entre 300.000 y 500.000 nuevos empleos.