Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nasdaq lanza mañana un nuevo mercado para inversores de élite

Las instituciones necesitan un mínimo de 100 millones en activos para entrar en el 'club'

Nasdaq está preparado para lanzar mañana lo que para sus ejecutivos supone el avance más significativo en décadas: un mercado privado de valores para inversores de élite. Según publica hoy el diario Washington Post en su edición digital, para entrar en este selecto 'club' los accionistas necesitarán 100 millones en activos como mínimo.

Cualquier firma privada podrá cotizar en la nueva plataforma de Nasdaq, conocida como Portal Market, y ganar dinero mediante la venta de títulos a un grupo de accionistas de élite. Las compañías no tendrían que hacer públicas sus cuentas ni someterse a la legislación federal, según asegura el diario.

El Washington Post asegura que el dinero privado ha alcanzado un poder sin precedentes en Wall Street. Este año, los mayores acuerdos no se han cerrado entre compañías públicas, sino entre firmas de inversión privadas, que están gastando cientos de millones de dólares en comprar firmas como Hoteles Milton o Chrysler.

El 'boom' del dinero privado ha llegado a ser tan importante para el sistema financiero que, según el diario, los mayores bancos de inversión, incluido Goldman Sachs, Cerril Lynch, Lehman Brothers y Citigroup, han creado sus propios mercados privados. Pero ninguno será tan grande como el Portal, que incluirá las acciones de unas 50 firmas en su primer día de cotización.

Este tipo de mercado supone una alternativa a la confusión sufrida en las últimas semanas por la crisis en la industria hipotecaria estadounidense. Para Howard S. Marks, presidente de Oaktree Capital, la primera firma de inversión incluida en el mercado privado desarrollado por Goldman Sachs, el problema está en el corto plazo. "Hoy en día, hay muchos gastos y complicaciones asociados a la empresa pública. Ahora es posible conseguir la mayoría de las ventajas de ser pública mientras esquivas los inconvenientes", explica Marks.

Los mercados privados, dice Marks, protegen a las compañías de la regulación y de los giros bruscos en los precios de sus títulos, causados por una eventual caída en las ganancias o un mal rumor.