Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reuters, a punto de aceptar la OPA de Thomson

El tabloide 'The Independent On Sunday' cree que la agencia británica de noticias e información financiera aceptará la oferta pero advierte del peligro de cientos de despidos

El dominical británico, que cita fuentes próximas a las negociaciones como la Compañía de Fundadores de Reuters, organismo que vela por la independencia editorial de la agencia, está satisfecha con la OPA, cifrada en 17.600 millones de dólares (12.900 millones de euros).

Éste organismo, integrado por quince ejecutivos y encabezado por el industrial sueco Pehr Gyllenhammar, considera que la oferta de Thomson Corporation no pone en peligro la independencia periodística de Reuters, afirma el diario.Según un banquero cercano a la Compañía, pero sin identificar por el dominical, "ahora parece casi seguro que esta operación saldrá adelante".

El apoyo de ese organismo es fundamental para el éxito de la OPA, ya que tiene poder de veto, toda vez que el grupo canadiense ha prometido respetar la independencia de Reuters. De acuerdo con el 'Independent On Sunday', una u otra agencia podrían hacer la próxima semana un anuncio formal sobre la posible fusión.

La mayor empresa del mundo de información financiera

La oferta de Thomson, tercer proveedor mundial de información financiera, detrás de Reuters y de la estadounidense Bloomberg, es de 6,97 libras (10,21 euros) por título, la mitad de la cual la cobrarían los accionistas en efectivo y el resto, en acciones de la compañía canadiense. La combinación de ambas compañías conformaría la mayor empresa del mundo de información financiera y de noticias, según un comunicado difundido por ambas, por lo que arrebatarían el liderazgo a la estadounidense Bloomberg. El grupo resultante, que pasaría a denominarse Thomson-Reuters, controlaría el 34 por ciento del mercado, frente al 33 por ciento de Bloomberg, según datos de esta última.

Sin embargo, la operación, que implicaría un ahorro de costes de 250 millones de libras (367,5 millones de euros, 500 millones de dólares) no es vista con buenos ojos por el Sindicato Nacional de Periodistas del Reino Unido (NUJ), que teme cientos de despidos.