El derrumbe de los mercados chinos tiñe de rojo las bolsas de todo el mundo

El Dow Jones se desploma y se deja más de 400 puntos, 3,29%

Madrid / Nueva York - 27 feb 2007 - 21:21 UTC

Como si de un castillo de naipes se tratara, el derrumbe de las acciones chinas, que han registrado este martes la mayor caída en un solo día de los últimos diez años, con un descenso de casi el 9% en el índice de Shanghai, ha teñido de rojo la evolución de las bolsas europeas y la sesión de Wall Street, donde el Dow Jones se ha desplomado más de 450 puntos, perdiendo un 3,29%. En España, el Ibex 35 ha cerrado con una caída del 3,01%, la mayor corrección desde el 15 de marzo de 2004, hasta los 14.408 puntos.

Según ha informado la agencia estatal Xinhua, todos los índices chinos han registrado fuertes caídas: el índice general de Shanghai (acciones convertibles y no convertibles) un 8,84%, la mayor caída desde febrero de 1997, cuando descendió un 8,91%; y la bolsa de Shenzhen, un 9,29%. El volumen de negocios conjunto de ambas bolsas de valores sumó 198.900 millones de yuanes (unos 24.800 millones de dólares ó 18.700 millones de euros).

Tras este derrumbe, cuyos datos se han conocido en torno a las 10.00 (hora peninsular), las bolsas europeas comenzaban a resentirse. Una tendencia que se ha confirmado con los datos de apertura al otro lado del Atlántico. Así, sobre las 12.00 horas, el Ibex 35, con todos sus valores en rojo salvo Gas Natural, se dejaba 186 puntos, el 1,25%, y se situaba en los 14.670,10 enteros. A la misma hora, Fráncfort cedía el 1,30%, Londres el 1,23%, París el 1,50% y Milán el 1,13%.

Unas horas después, a las 16.00, las bolsas de Wall Street han abierto con fuertes bajadas, afectadas, además de por el derrumbe chino, por el atentado en Afganistán contra una base militar. Así, media hora después de la apertura, el Dow Jones de Industriales, el indicador más importante de Wall Street, perdía 107,11 puntos, un 0,85%, hasta las 12.525,15 unidades. Mientrás, el mercado tecnológico Nasdaq registraba a esa hora una pérdida de 37,79 puntos, un 1,51%, hasta las 2.466,73 unidades.

La mayor caída tras el 11-S

Las bolsas de Nueva York han anotado su mayor baja porcentual desde marzo de 2003. En este caso, a la baja de la bolsa china se ha sumado el atentado contra una base militar en Afganistán en la que estaba el vicepresidente de EE UU, Dick Cheney, y las cifras de órdenes de fabricación de bienes duraderos menores a las previstas.

Según cifras preliminares disponibles al cierre, el Dow Jones de Industriales, el indicador más importante de Wall Street, ha perdido 415,3 puntos, un 3,29%, hasta las 12.216,96 unidades, la mayor baja porcentual desde el 24 de marzo de 2003. En puntos esta es la caída más fuerte desde el 17 de septiembre del 2001, el primer día de negocios en Wall Street tras los atentados del 11 de septiembre, oportunidad en que el Dow Jones perdió 684 enteros.

Las pérdidas al otro lado del Atlántico acentúan las caídas europeas

Los siguientes mercados en abrir han acompañado a Wall Street. La bolsa de Sao Paulo se ha dejado un 3,41% nada más comenzar la sesión y la de México, un 2,98%. Estas nuevas bajadas han impulsado aún más la tendencia negativa de Europa, cuyos mercados han terminado el día con descensos generalizados. En concreto, Francfort ha perdido un 2,96%, seguido de Londres, un 2,3%, y París, un 3,02%.

El retroceso de China, producido por el temor de que las autoridades puedan intervenir para disminuir la especulación -estos mercados ganaron cerca del 130% más en el año pasado-, aunque no ha sido la única causa del rojo del día, sí ha dejado claro el poder del mercado asiático y su influencia en el resto de las plazas mundiales. Ya de madrugada, hora peninsular española, el ínidice Nikkei de la Bolsa de Tokio ha caído sin paracaídas 528,36 puntos, o un 2,92% tras abrir el mercado, arrastrado por la caída de Wall Street. El segundo indicador, el Topix, también ha registrado una fuerte bajada, del 2.85%.

El diagnóstico de la economía estadounidense efectuado por el ex presidente de la Reserva Federal Alan Greenspan y la publicación de la caída del 7,8% de los pedidos de bienes duraderos en EEUU han ahondado también las pérdidas de las bolsas.

Te puede interesar

Juegos

Lo más visto en...

Top 50