Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero augura un crecimiento del 3,8% para 2006

El presidente del Gobierno también ha anunciado que, durante 2007 se crearán más de 600.000 puestos de trabajo

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha señalado hoy que este año terminará con un crecimiento de la economía española del 3,8%, y con un superávit de las Administraciones Públicas del 1,4 o 1,5% del Producto Interior Bruto (PIB). En unas jornadas organizadas por The Economist, Zapatero señaló también que 2006 finalizará con 700.000 nuevos empleos creados, y con una inflación "moderada, en torno al 2,5 o al 2,6%".

El jefe del Ejecutivo, que también subrayó que el modelo de crecimiento está mejorando, atribuyó los buenos datos primero a la "gran capacidad y dinamismo de los empresarios y trabajadores españoles", pero también al "rigor y seriedad con el que el Gobierno aplica sus políticas".

Durante 2007, según sus palabras, se crearán más de 600.000 puestos de trabajo y en toda la legislatura la cifra se se elevará hasta "al menos" tres millones, el equivalente a todos los empleos que existen en la Comunidad de Madrid o en la de Andalucía.

A la buena marcha económica y del empleo, dijo Zapatero, han contribuido y seguirán contribuyendo en "los años venideros" dos factores: la incorporación de la mujer al mercado laboral y la inmigración, que ya supone el 11% de la fuerza de trabajo. No obstante, el presidente quiso dejar claro que la inmigración está teniendo un efecto "complementario" a la creación de empleo nacional, y "no alternativo ni sustitutorio".

Toda esta evolución se están produciendo en un contexto de saneamiento de las cuentas públicas y de estabilidad presupuestaria, "un éxito claro de la política económica" del Gobierno, apuntó el presidente.

La economía seguirá creciendo

Para 2007, Zapatero explicó que la economía seguirá creciendo por encima del 3%, la inflación seguirá reduciéndose, y la tasa de paro, actualmente en su nivel más bajo desde 1979 (8,1%), descenderá hasta situarse por debajo del 8%.

En materia de infraestructuras, el presidente indicó que antes de finalizar este año el tren de alta velocidad llegará a Tarragona, mientras que antes de que termine la legislatura lo hará a Barcelona y Valladolid. También en esta legislatura, subrayó Zapatero, la deuda pública se reducirá más de 10 puntos y el Fondo de Reserva de las Pensiones, que en 2007 alcanzará una cuantía equivalente al 4% del PIB, triplicará sus recursos.

A pesar del positivo panorama económico, Zapatero recordó que la economía española tiene por delante algunos retos, como la mejora de la productividad, la competitividad y la balanza exterior, mayores inversiones en I+D+i y más esfuerzos en la formación del capital humano.

"Hay que mejorar la competitividad"

"El Gobierno sabe que ha de mejorar la competitividad", manifestó Zapatero, quien añadió que para ello el Gobierno está desarrollando el Plan Nacional de Reformas (PNR), en el que se asume que la productividad "es la variable fundamental para que el actual crecimiento económico sea sostenible a largo plazo".

Zapatero afirmó que dicho plan, del que ya están en marcha la mitad de las 300 reformas que plantea, permitirá a España converger plenamente con la renta per cápita de la UE dos años antes de lo previsto e incrementar la tasa de empleo hasta el 66% en 2010. Además, antes de ese año, España se situará duodécima en renta per cápita en la UE, adelantando a Italia y avanzando una posición en el ránking, "hecho que no ocurría desde 1986", destacó el presidente.

En definitiva, el jefe del Ejecutivo señaló que España es un país "que discurre de manera positiva". "Es un país dinámico y abierto, un país de oportunidades, un país que mejora continuamente sus registros históricos, que se abre con fuerza al exterior y en el que merece la pena invertir, uno de los países del mundo que, con seguridad, mejor ha aprovechado el último cuarto de siglo y que mejor aprovechará la última década", concluyó.