Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solbes presenta al Congreso los Presupuestos del Estado más sociales

Los grandes objetivos de las cuentas del Estado son la mejora de la productividad, la protección social y la solidaridad internacional

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, llegó poco antes de las nueve de la mañana al Congreso de los Diputados para hacer entrega del proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2007. Los presupuestos del año que viene dedicarán el 50,5% del gasto a políticas sociales, un 8,4% más que en 2006, e incrementarán considerablemente las partidas destinadas al gasto productivo.

Un sonriente vicepresidente del Gobierno, con corbata malva y camisa azul, flanqueado por los secretarios de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, y de Economía, David Vegara, llegó a la Cámara Baja con los presupuestos en una sola mano y en formato digital. En la izquierda, el vicepresidente sujetaba el CD-ROM con todas las cuentas del Estado para el próximo año, junto al libro amarillo de explicación de las cuentas públicas. En la mano derecha, la tecnología, una memoria flash en la que había una copia de los presupuestos.

En estas cuentas, que prevén la creación de 450.000 empleos, el peso del gasto social lo tendrá el pago de las pensiones, con un presupuesto de 91.500 millones de euros. Además, se incrementará en un cien por cien la partida dedicada a Dependencia, que será de 400 millones; y subirá el 14,8% el gasto para inmigración, mientras que el de vivienda subirá el 14,4%, 1.200 millones.

España seguirá creciendo por encima de la media comunitaria -la previsión de aumento del PIB para 2007 es del 3,2 %-, lo que permitirá, según el Gobierno, que la renta per cápita de los españoles alcance la media europea al final de la legislatura. El gasto previsto para 2007, que se eleva a 142.925 millones de euros, aumentará el 6,7% con respecto al de este año, en consonancia con el PIB nominal, que se prevé que aumente en el mismo porcentaje, según se ha comprometido el Gobierno.

En la rueda de prensa posterior a la entrega de las cuentas públicas para el año que viene en la Cámara Baja, Solbes concretó que el conjunto de las administraciones públicas cerrará 2007 con un superávit del 0,7% del PIB. El vicepresidente segundo resaltó que el Estado tendrá un superávit del 0,2%, de manera que es la primera vez que sus Presupuestos se elaboran sin déficit. En cuanto a la Seguridad Social, recalcó que se espera un superávit del 0,7% del PIB, que permitirá añadir otros 6.400 millones de euros al Fondo de Reserva, de forma que la dotación total será de 41.600 millones, un 4% del PIB. El vicepresidente económico hizo hincapié además el hecho de que se presenten las mismas en una situación de superávit por tercer año consecutivo y que los ciudadanos y las empresas se vayan a ahorrar 4.000 millones de euros en impuestos.

Para Solbes, estas características han ayudado a consolidar la política económica y presupuestaria desde el inicio de la legislatura. También destacó que desde 2005, el Gobierno ha hecho el esfuerzo de concentrar el gasto público en partidas destinadas a la mejora de la productividad, la seguridad, la protección social y la solidaridad internacional.

Primer debate parlamentario

El primer trámite parlamentario de las cuentas tendrá lugar el 17 y el 18 de octubre con el debate de totalidad, después de que los altos cargos de los ministerios hayan comparecido en el Congreso para explicar sus partidas presupuestarias. Posteriormente, entre el 7 y el 9 de noviembre, los Presupuestos se debatirán en Comisión y la semana posterior lo harán en el Pleno del Congreso. El proyecto enmendado en la Cámara Baja se remitirá después al Senado, con debates en Comisión y Pleno, y el texto resultante, con las posibles nuevas enmiendas, será enviado otra vez al Congreso donde las cuentas se prevé serán ya aprobadas entre el 19 y el 21 de diciembre para su entrada en vigor el 1 de enero de 2007.

Polémica en Cataluña

Los presupuestos están muy influidos esta vez por el recientemente aprobado Estatuto de Cataluña y el porcentaje que, según el mismo, debe destinar el Estado en infraestructuras territorializables para esta comunidad en los próximos siete años y que debe equivaler al peso del PIB catalán sobre el español, actualmente del 18,8%. El Gobierno y los partidos nacionalistas catalanes discrepan en las cifras, y mientras el Ejecutivo dice que el aumento de las inversiones catalanas debe ser de cuatrocientos millones de euros, CiU, ERC e IU-ICV elevan la cantidad a casi mil millones.

Sin embargo, el vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ha hecho pública hoy en el Congreso de los Diputados la cifra que recibirá Catalunya en inversiones para infraestructuras: un total de 3.195 millones de euros en 2007, "exactamente 496 millones más" que en 2006. Por su parte, el conseller de Economía y Finanzas, Antoni Castells, ha cifrado la cantidad en 745 millones de euros más en este concepto para Cataluña. Según sus cálculos, la comunidad recibirá 3.445 millones.

Por otro lado, el portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, ha asegurado hoy que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2007 presentado por el ministro de Economía, Pedro Solbes, "acaba de romper definitivamente la cohesión del territorio nacional" debido al "regalo" que, según dijo, ha recibido Cataluña en forma de inversiones, cumpliendo con el porcentaje "insolidario" contemplado en su Estatuto. La polémica, por tanto, está servida.

Más información