Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El IPC empeora en febrero y crece dos décimas, hasta el 3,3%

El dato corresponde al indicador adelantado, y no tiene por qué coincidir con el definitivo, que se conocerá el 11 de marzo. El diferencial con la eurozona llega en enero a 1,2 puntos

La inflación se ha comportado en el mes que hoy termina peor de lo que se preveía, según el indicador adelantado del IPC, que estima que los precios crecieron durante el segundo mes de 2005 dos décimas, para situarse en el 3,3% interanual. Diversos analistas habían estimado que la subida de los precios se habría limitado a una décima de punto porcentual, y las previsiones más optimistas incluso advertían de que la subida se habría estancado.

El ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ha achacado a las heladas de enero, que han elevado el precio de los alimentos frescos, el repunte de la inflación. Según ha explicadoo el vicepresidente económico, no es lo que el Gobierno desea pero sí está en línea con lo esperado sobre el comportamiento de los alimentos.

Solbes ha aludido también a que en febrero el petróleo se comportó peor que en enero y también arrastró ligeramente los precios al alza. No obstante, el Gobierno confía en que el IPC repunte en febrero y marzo y luego inicie una senda descendente que el lleva "más cerca del 2% que del 3%" al final de año.

El indicador adelantado, que elabora el INE, proporciona un avance de cómo evolucionaron los precios en España durante el mes de febrero, pero el dato definitivo y corregido no se conocerá el próximo 11 de marzo.

Sirve además a Eurostat para incorporarlo al cálculo del índice de inflación en la Unión Europea, y se calcula utilizando el mismo método que el empleado para el IPC normal, pero la información que proporciona sólo es orientativa, y no tiene por tanto por qué coincidir con la cifra que se publique el 11 de marzo.

Crece el diferencial con la eurozona

Hoy también se han conocido los datos del IPC correspondiente a la zona euro de enero, que indica que los precios aumentaron en el ámbito de la Unión Monetaria un 1,9% interanual en enero. Eso significa que el diferencial de España con la zona euro empeoró, y creció el mes pasado dos décimas de punto, hasta el 1,2%.