Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Empresas & sectores

Acciona atempera sus planes

La empresa frena los proyectos de inversión, pero acelera su expansión internacional

"No puede impedirse el viento, pero pueden construirse molinos". Siguiendo el proverbio holandés,

Acciona, ante los vientos huracanados de la crisis, ha corregido la orientación y la velocidad de giro de sus aspas. Para afrontar los ajustes presupuestarios de las Administraciones, las restricciones a la inversión pública, el endurecimiento de la financiación y la caída de la demanda ha acelerado su expansión internacional; ha intensificado la elaboración de propuestas alternativas de financiación que permitan mejorar la situación y las expectativas de sus mercados domésticos, y ha acompasado a los malos tiempos sus objetivos de inversión y beneficio previstos en su plan estratégico. También ha recortado un 4%, resaltan los analistas de Ahorro Corporación, el dividendo bruto a cuenta con cargo al ejercicio 2011 que acaba de distribuir.

El grupo triplica beneficios con la venta de activos y el negocio energético

Pone condiciones a su inversión en renovables en España

En las últimas semanas, en el exterior, Acciona ha suscrito un contrato de suministro, montaje y operación de aerogeneradores en EE UU; ha inaugurado un parque eólico en Polonia en el que ha invertido 57 millones; se ha adjudicado la ampliación de una desaladora en Chile (106 millones), y se ha hecho con las obras de mejora de una de las mayores depuradoras de agua residual en Italia.

En el frente doméstico, su presidente, José Manuel Entrecanales, en vísperas de las últimas elecciones, sostuvo en un artículo en este diario que "en anteriores crisis fue principalmente la inversión pública" la que nos devolvió "a la senda del crecimiento a partir de actuaciones anticíclicas" en infraestructuras sociales, transporte o comunicaciones. "Sin embargo, hoy en día, las lógicas restricciones presupuestarias no permiten replicar esas políticas. Nos queda, pues, la inversión de capital privado como principal recurso". "Sentar las bases que incentiven la inversión privada debiera ser, por tanto, la siguiente prioridad de los poderes públicos".

Acciona, para reforzar estas políticas, se ha dotado desde el primer día de enero de una dirección general de nuevo cuño, denominada de desarrollo global, que ocupa Fidel Andueza (ex director general de Banking de Citigroup en Nueva York) y que tiene la responsabilidad de impulsar el crecimiento internacional con la identificación y el desarrollo de oportunidades de negocio y comerciales en las tres áreas estratégicas del grupo: renovables, infraestructuras y agua. Y en el escenario nacional, en la presentación de los últimos resultados del grupo, en noviembre, su presidente anunció que Acciona iba a reducir el ritmo inversor y a ser más selectiva a la hora de comprometer dinero en desarrollo, y que solo se iba a fijar en el mercado español si el próximo Gobierno [se refería al Ejecutivo de Mariano Rajoy] era capaz de garantizar un marco atractivo.

La compañía, que sumaba a 30 de septiembre y desde 2008 unas inversiones netas de 7.600 millones, tiene previsto desarrollar en 2012 entre 300 y 400 megavatios más de energía limpia, sobre todo eólicos, y la mayor parte de ellos fuera de España. Acciona, según ha dicho Entrecanales, condiciona su inversión en energía renovable en España a la ratio de rentabilidad y riesgo que presenten con respecto a otros países. La seguridad jurídica de estas inversiones en España está garantizada hoy, sostiene, pero "otra cosa será lo que suceda en el futuro con la nueva regulación".

En el último año, el grupo ha incrementado su cartera de contratación en mercados que considera estratégicos como Polonia, India, Australia, EE UU y Canadá, Chile y México. En España, entre otras adjudicaciones, se ha hecho con un contrato de ADIF que permite circular desde el primero de enero a siete de cada diez trenes de alta velocidad y de cercanías con electricidad cien por cien de origen renovable suministrada por Acciona; se ha adjudicado también un macrocontrato de limpieza con Renfe (200 millones); la gestión del agua en Cáceres (300 millones), y un tramo de la autovía Almanzora (104 millones).

Acciona, según sus últimos resultados (véase información gráfica adjunta), triplicó sus beneficios en los nueve primeros meses de 2011 sobre igual periodo de 2010, impulsada por la venta de activos y el crecimiento de la división de energías renovables.

Por divisiones, la de energía verde se consolidó como su primera fuente de generación de Ebitda (aportó el 72,8%) y como segunda fuente en facturación (24,6%). La división de infraestructuras se mantuvo como primera fuente de ingresos, gracias a que el mayor negocio internacional permitió compensar el parón de la actividad en España. La mala coyuntura del mercado doméstico se reflejó también en la división inmobiliaria, que contrajo sus ingresos un 37,5%. Por último, su división de agua facturó un 2% menos, y la de servicios logísticos y de transportes cayó un 6,6%.

A cierre de los nueve primeros meses de 2011, Acciona soportaba un endeudamiento neto de 6.886 millones, un 4,5% superior al de un año antes, como consecuencia de las inversiones que el grupo ha realizado en el desarrollo de sus negocios. En la presentación de los resultados, Acciona ratificó que cuenta con una "cómoda" situación, dado que no presenta "importantes vencimientos en los próximos 20 meses".

La política de rotación de activos ha aportado unos ingresos extraordinarios de 1.152 millones para el grupo entre enero de 2010 y septiembre de 2011 (posteriormente, en octubre, ha vendido un centro comercial en Cornellá por 185 millones). Durante el periodo citado se ha desprendido, entre otros activos, del 50% de dos concesiones chilenas por 458 millones; de su negocio de aparcamientos, por 190 millones; de tres edificios en renta en Madrid, por 115 millones, y del 15% de la sociedad

STE, por la que que Mitsubishi le ha pagado 204 millones. Acciona tiene aún disponible para la venta tres concesiones (un hospital y una universidad en México y una autovía en España) y varios inmuebles.

Los analistas que siguen el valor, en general, se han mostrado positivos respecto a sus últimos resultados y más tibios ante la evolución próxima de sus negocios. Los expertos de Infomercados dicen que, en 2012, Acciona podría proseguir el proceso de desinversiones con la venta de

Transmediterránea y de las actividades de handling aeroportuario; destacan que no tiene un exceso de vencimientos de deuda a corto plazo, y apuntan que la compañía está infravalorada por valor contable. Los de Banesto dicen que Acciona es su valor favorito "del sector de operadores renovables" y destacan "la sensible mejora de su perfil de riesgo financiero" tras el cierre de la refinanciación en abril de un crédito de 1.421,2 millones.

Los analistas de Bankia, sin embargo, redujeron en octubre un 7% sus estimaciones de beneficio para Acciona, y un 9% el precio objetivo para su acción, por "un menor valor de las actividades dependientes del ciclo económico y un mayor WACC (promedio ponderado del coste de capital) considerado en la valoración de los activos renovables". -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de enero de 2012