Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Draghi señala que hay que reducir la dependencia de las agencias de riesgos

La actual crisis económica y financiera que sufre la Unión Europea "se ha agravado" en el último trimestre y aunque los Gobiernos han respondido a ella adecuadamente sobre el papel, "las decisiones políticas sin acciones no son suficientes", manifestó ayer el presidente del Banco Central Europeo (BCE) en el Parlamento Europeo. Mario Draghi también aconsejó a todos los agentes del sistema a "aprender a funcionar sin las agencias de calificación o a hacerlo con mucha menos dependencia mecánica".

"Todas las agencias han sufrido una pérdida de reputación y nunca comentaré las calificaciones en sí", dijo el presidente del BCE, antes de precisar que si los mercados no habían reaccionado ayer negativamente era porque la degradación había sido trompeteada hace semanas.

La prima de riesgo de España e Italia se relaja pese a la bajada de las notas

"No hay competencia en el sector y lo que se haga en ese terreno estará bien", agregó, en una intervención que aparentemente aboga por la discutida creación de una versión europea de las agencias de calificación norteamericanas. Pero todo es relativo y hay que tomarlo con cierta distancia, vino a decir. "Como reguladores tenemos que aprender a actuar sin las calificaciones o al menos hacer que sean un elemento entre muchos otros de nuestras decisiones. No depender al 100% de ellos", subrayó.

Sin embargo, cuando se le interrogó sobre la degradación del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) se volvió fríamente al canon. "Tiene una consecuencia: menos préstamos y más caros. Si queremos mantener la AAA, el mismo volumen de préstamos y el mismo precio harán falta contribuciones adicionales de los países con triple A".

Antes, y en su papel de presidente del Consejo Europeo de Riesgos Sistémicos, manifestó que desde la comparencia de su antecesor, Jean-Claude Trichet, en octubre cuando habló de las dimensiones sistémicas de la crisis, "la situación ha empeorado". "Estamos ante una situación grave y no debemos ocultarlo", dijo.

Draghi valoró el pacto presupuestario alcanzado por los dirigentes europeos y la mayor coordinación de las políticas económicas. "Sin embargo, decisiones sin acciones no son suficientes y hay que prestar atención a aplicar las medidas en su debido orden", que él definió en dos pasos.

"Necesitamos restaurar la confianza en los Estados y asegurar que los fondos de rescate son operativos, están bien equipados y con un mandato efectivo y flexible", precisó antes de lanzar una andanada contra la Asociación Europea de Banca (EBA). "Necesitamos clarificaciones sobre la solidez del sistema financiero de la UE", vino a reclamar. "La propuesta de la EBA para restaurar la confianza en el sistema financiero no debe hacerse a costa del crédito a la economía real ni de modo que exagere las fragilidades del mercado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de enero de 2012