Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La renta agraria cae el 3,4% este año por los altos costes

Los precios de los fertilizantes han subido más del 20%

La renta agraria en 2011 ascendió a 22.181 millones de euros, según una primera estimación del Ministerio de Agricultura. Esta cifra supone una caída del 3,4% en euros corrientes sobre el ejercicio anterior y se halla por debajo de los niveles de 2000. Las subvenciones totales ascendieron a 6.631 millones de euros, el 29,9% de la renta. En el conjunto de la Unión Europea, la renta media creció el 5,6%.

Las causas más importantes de este descenso se hallan en la fuerte subida de los precios de los medios de producción y muy especialmente del gasóleo y de los fertilizantes, mercado donde el grupo Fertiberia tiene una posición dominante. Las unidades de trabajo año (UTA) que suponen lo realizado por una persona en jornada completa durante ese periodo, cayeron un 4,5% hasta solo 882.000.

Las producciones ganaderas mejoran tras varios años de crisis

Desde la perspectiva de la producción, no ha sido un año malo para el sector agrario. El conjunto de las producciones agrarias aumentaron un 2,7% en volumen, el 1% en los precios y un 3,7% en valor hasta los 42.449 millones de euros. Las producciones agrícolas tuvieron un comportamiento dispar. Los cereales ofrecieron la parte positiva con un incremento del 10% en volumen, del 6,6% en precios y del 17% en valor. También tuvo un comportamiento positivo el vino.

La otra cara de la moneda corresponde a las frutas y hortalizas consecuencia de los efectos de la crisis del E. coli con caídas de precios, así como al aceite de oliva, a pesar del almacenamiento de 45.000 toneladas. Las producciones ganaderas registraron mejoras de precios generalizadas en vacuno de carne, leche, porcino y aves, tras varios años de crisis. En conjunto, las producciones aumentaron un 3% en volumen, un 7,2% en los precios y el 10,4% en valor. Los precios altos de los cereales para pienso impidieron una mayor recuperación de los ingresos.

Frente a esta mejora de las producciones y de los precios, el sector agrario sufrió los efectos del incremento de los costes de producción, a pesar de que se produjo un recorte en las compras. Los precios medios registraron un incremento del 14,4% y la subida total de la facturación creció un 12,3% hasta los 21.403 millones. Los precios de los fertilizantes subieron el 20,1%, el 17,7% la energía y los lubricantes, y el 15,8% los piensos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de diciembre de 2011