Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez investiga si el exconcejal del PP Gimeno saqueó Emarsa y falsificó papeles

El exconcejal del PP de Valencia Juan Carlos Gimeno será investigado dentro del caso Emarsa. Así lo establece el juez Vicente Ríos en un auto que desestima su recurso presentado contra el auto del 7 de noviembre que aceptaba la ampliación de la querella interpuesta por la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (Emshi).

La Empresa Metropolitana de Aguas Residuales (Emarsa), propiedad al 100% de la Emshi, centra una investigación del juzgado de instrucción número 15 de Valencia en la que se busca aclarar las maniobras que llevaron a la empresa que gestionaba la depuradora del área metropolitana de Valencia a la quiebra con un agujero de 17 millones de euros. El expresidente de la Emshi y de la propia Emarsa, Enrique Crespo, alcalde de Manises por el PP y vicepresidente de la Diputación de Valencia, y el exgerente Esteban Cuesta, que fue miembro de la dirección del PP de la ciudad de Valencia, forman parte de los 18 imputados hasta ahora en el caso.

El socialista Marí pide la destitución del vicepresidente de la Diputación

De acuerdo con los datos que ha revelado la investigación, Gimeno trabajó para Emarsa como directivo encargado de gestión ambiental entre 1997 y 2004. Cuando fue despedido, tras cobrar un finiquito de 71.000 euros, creó varias empresas y fundaciones que facturaron a la empresa pública más de 700.000 euros y, aun así, reclama a la depuradora 335.211 euros.

El juez recuerda en su auto, fechado el día 13 de diciembre, que no obra en los archivos de la empresa ningún contrato sucrito en 2004 entre Emarsa y la sociedad Instituto de Empresa del Mediterráneo, SL, que Gimeno esgrime para justificar su reclamación, y sí, en cambio, otros de 2009 y 2010 que, como apunta el titular del juzgado número 15, podrían convertir esa reclamación, presentada en junio de 2011, cuando el caso ya había estallado, en "un delito intentado de estafa agravada por la cuantía de la defraudación pretendida".Las dudas sobre la realización efectiva de los trabajos facturados por Juan Carlos Gimeno desde sus diversas empresas a Emarsa y las numerosas irregularidades en la documentación en la que se sustentan llevan al juez a concluir que "existen motivos bastantes para investigar si el señor Gimeno, por medio de Instituto de Empresa del Mediterráneo, SL, se concertó con otras personas ya imputadas en la presente causa -Cuesta Anguix, Arnal Llorens e incluso Crespo Calatrava, a la vista de los documentos aportados- para obtener un beneficio ilícito a costa de la sociedad Emarsa, facturando a la misma por servicios no prestados o por precio superior a su valor".

El instructor del caso Emarsa, por tanto, incluye a Gimeno con el exgerente Cuesta, el exdirector financiero Arnal y el expresidente Crespo, en el mecanismo de fraude sostenido que saqueó la empresa pública hasta generar un desfalco que podría superar los 30 millones de euros. Algo que, según el juez, "deberá ser investigado al objeto de conocer el exacto alcance de las relaciones comerciales entabladas por empresas administradas por el imputado y Emarsa y determinar si los servicios facturados fueron efectivamente prestados, ajustándose la facturación a los mismos".

La complejidad del caso Emarsa, en el que están pendientes de declarar 36 testigos, ha exigido que se adscriba un juez de refuerzo al juzgado. Entre las nuevas informaciones del sumario, una providencia del juez Vicente Ríos del pasado 12 de diciembre recoge, por ejemplo, nuevos casos de servicios duplicados y de justificación de cursos que no se realizaron, entre otras cosas porque uno de ellos tendría que haberse impartido cuando ya no había personal activo en Emarsa, dado que se había liquidado la sociedad.

El escándalo de la depuradora metropolitana de Valencia, en el que están implicados cargos del PP, llevó al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, a anunciar la creación de una comisión de investigación en las Cortes Valencianas. Esa propuesta del PP, que se ha acumulado a la que presentaron antes los socialistas, será debatida en el pleno que celebrará la Cámara el próximo lunes.

Ayer mismo, el portavoz socialista en la Emshi, el alcalde de Albal Ramón Marí, volvió a reclamar la dimisión de Enrique Crespo como vicepresidente de la Diputación. "Con lo que ya sabemos del caso Emarsa", dijo Marí, "es un insulto a los valencianos y las valencianas que Alfonso Rus y Rita Barberá mantengan a Enrique Crespo en su puesto de alcalde de Manises y vicepresidente de la Diputación. La dirección del PP, de la que ellos forman parte, está encubriendo al principal responsable de la depuradora de Pinedo pese a todo lo que sabemos que sucedió bajo su mandato en la depuradora". Crespo, a su vez, volvió a acusar a Marí de haber estado "al tanto" de todas las decisiones tomadas en Emarsa porque era vicepresidente primero. Los socialistas, que denunciaron las irregularidades, son acusación popular en el caso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de diciembre de 2011