Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La vida después de elBulli

La feria de la gastronomía arranca en Alicante con la alta cocina en decadencia

La alta cocina ha muerto, viva la gastronomía. La feria Lo Mejor de la Gastronomía inauguró ayer su tercera edición en la feria Ifa de Alicante en medio de una auténtica transición para la cocina. "La alta cocina está en decadencia y se está en un proceso de construir la siguiente fase", explicaba a este periódico a mediodía Rafael García Santos, director del certamen.

ElBulli, el mítico restaurante de Ferran Adrià, cerró este año y su influencia parece perder enteros en el sector. "ElBulli se convirtió en la referencia que todo el mundo seguía pero al final la cocina ya no era aplicable en los restaurantes", asegura García Santos. Y en medio de la transición, de un sector sin una tendencia tan clara como la que imprimió el cocinero catalán, la cocina con personalidad o la vuelta a la naturalidad y a la ecología parecen apuntarse como la moda más clara. Y todo a precios más razonables, la crisis obliga. "El restaurante de lujo no volverá por motivos sociológicos y económicos. Será minoritario", opina el experto.

"El restaurante de lujo no volverá", asegura el director del certamen

Con estos mimbres, la feria gastronómica, que se prolongará hasta el martes, se llenó ayer de un público hambriento en todos los sentidos. Familias, grupos de amigos y numerosos extranjeros degustaban todo tipo de propuestas, escuchaban a los expertos y aprovechaban para comprar. La feria se acerca más al ciudadano de a pie y por primera vez abre los talleres y las lecciones magistrales a todos de forma gratuita. También hay precios más populares. Desde la tortilla de patata, presentada en versiones más o menos clásicas, hasta el sushi, las ofertas de embutidos, los quesos suizos, los vinos y los postres. La lista de productos y de platos es larga. Lo tradicional y también lo sofisticado. Y el plato fuerte llega a partir de hoy, cuando los cocineros más vanguardistas (que durante el fin de semana atienden sus negocios) desembarcarán para realizar sus ponencias. El italiano Lorenzo Cogo, el francés David Toutain o el español Paco Morales son realidades y a la vez promesas de la cocina.

"Quiero aprender a cocinar", comenta Alfonso. Este es el principal motivo que ha traído hasta la feria a este joven gallego afincado en Elche. Pero no es el único. Acaba de comprar uva del Vinalopó y está interesado en muchos más productos. "Turrón, jamón...", enumera antes de seguir su marcha.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de noviembre de 2011