Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Ford exporta I+D valenciana

Dos plantas de la multinacional en Bélgica y EE UU compran un túnel de detección de fallos desarrollado por la Politécnica

La multinacional automovilística norteamericana Ford instalará el próximo mes de noviembre en su factoría de Genk (Bélgica) y posteriormente en Michigan y Kentucky (EE UU) un total de cinco túneles de inspección de detección de defectos en carrocerías, que incorporan tecnología desarrollada por investigadores del Instituto Instituto de Diseño y Fabricación en el sector de automoción (IDF) de la Universidad Politécnica de València.

Este prototipo de sistema de inspección lleva funcionando con "buenos resultados" desde hace más de dos años en la línea de producción de la factoría Ford en Almussafes (Valencia), habiendo llegado a inspeccionar hasta 1.700 vehículos por día en los períodos de mayor producción.

"Un 50% de fallos no son detectados en la revisión manual"

La venta de los equipos supone cinco millones de euros

Según explica Josep Tornero, director del IDF, habitualmente estas inspecciones corren a cargo de operarios especializados que inspeccionan las carrocerías pintadas buscando de forma manual defectos sobre las mismas. "Se estima que más de un 50% de los defectos menores no son detectados en el corto tiempo de paso de las carrocerías por la zona de inspección. Sin embargo, con este sistema, se adquieren todas las imágenes de la carrocería en menos de 10 segundos y se detectan más del 90% de los defectos no identificados en la inspección manual", precisa.

La instalación de estos cinco túneles supone para las empresas valencianas implicadas un movimiento de cinco millones de dólares, ya que cada unidad se comercializa por 1 millón de dólares. El trabajo de los investigadores del Instituto IDF de la UPV se centra fundamentalmente en el desarrollo de algoritmos de visión artificial y computación para el sistema de inspección.

El túnel de inspección de defectos en carrocerías está basado en técnicas de visión artificial y se compone de un sistema de visión basado en cámaras dotadas con sofisticados algoritmos de detección y clasificación de defectos; una estructura mecánica de robot porticado que sustenta los dispositivos de adquisición y mueve los elementos de iluminación; y un conjunto de pantallas donde los defectos son resaltados para su reparación manual.

El equipo de adquisición de imágenes está compuesto por 12 cámaras digitales de alta resolución que las adquieren a una frecuencia de 15 imágenes por segundo. Cada cámara visualiza una parte de la carrocería, con márgenes de seguridad suficientes para que no se pierda ningún defecto sobre la misma.

En el proyecto participa la empresa ICEMI, que comercializa el sistema de inspección al tiempo que desarrolla toda la electromecánica del túnel, y la firma AUTIS Ingenieros, responsable de la implementación del software en un hardware industrial. Con esta comercialización, Ford Almussafes exporta investigación y tecnología punta valencianas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de octubre de 2011