Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consistorio de Castellón eleva 10 tasas municipales y crea otras dos para 2012

Los vecinos de Castellón pagarán más por algunos servicios a partir del próximo año. El grupo popular en el Ayuntamiento aprobó en solitario en el pleno de ayer el incremento de hasta diez tasas, impuestos y precios públicos con el argumento de que cada ciudadano pague por los servicios que utiliza "y no toda la ciudadanía". Junto a estos incrementos, el equipo de gobierno aprobó dos nuevas tasas. La más polémica: el pago por el servicio de Bicicas que hasta ahora era gratuito.

Entre las tasas que crecen destaca el 85% en el pago de las bodas civiles los días de diario (hasta ahora sólo se pagaba en sábado), un 24% de media en los mercados municipales, un promedio del 20% más en ocupación de vía pública, otro 25% por retirada de vehículos, un 1% la recogida de basuras, etc. En cuanto al Bicicas, a partir del 1 de enero se pagará según el uso. Así, tendrá una tarifa de seis euros por una semana, diez al mes, 20 al trimestre y 24 si se contrata un año. Junto a esta nueva tasa, también se ha aprobado aumentar un 32% de media el pago por el servicio de la Escola de Matí i Vesprada. Por todo ello, el PSPV ha estimado que el Ayuntamiento podría recaudar siete millones de euros más a partir del próximo año.

Pese a todo, el PP evitó hablar de aumento de impuestos y se refirió siempre a una "revisión" de las tasas. "El PP no sube impuestos, revisamos tasas y servicios públicos que permanecían desfasados en aras de garantizar su permanencia", dijo ayer el edil de Hacienda, Juan José Pérez Macián, quien apuntó que algunas no han variado desde hace veinte años. El edil achacó esta "revisión" a la reducción de ingresos y transferencias del Estado.

Desde el PSPV, Javier Peris criticó la "injusticia" de estas medidas porque "pagan todos por igual" y destacó que Castellón estará entre las capitales españolas con mayor presión fiscal al pasar de 632 euros por habitante a 672 en 2012. El portavoz del Bloc, Enric Nomdedeu, criticó al equipo de gobierno por obligar a los ciudadanos "a apretarse más el cinturón" cuando el equipo de gobierno "lleva el pantalón a media pierna".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de octubre de 2011