Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Rubén Olmo, el renacer flamenco

El coreógrafo y bailarín iniciará la nueva etapa del Ballet de Andalucía

El bailaor y coreógrafo Rubén Olmo (Sevilla, 1980) firmará la primera coreografía de la nueva etapa del Ballet Flamenco de Andalucía (BFA), una institución que depende de la Consejería de Cultura y que anteriormente dirigía Cristina Hoyos. La Comisión Artística del BFA, que preside el coreógrafo y bailarín Víctor Ullate, eligió ayer el proyecto Metáfora, de Olmo, entre las seis coreografías que concurrieron a una convocatoria pública. "Metáfora es un espectáculo en dos partes completamente distintas pero coherentes y enlazadas entre sí que recupera la esencia de la danza estilizada andaluza", aclaró ayer María de los Ángeles Carrasco, directora del Instituto Andaluz del Flamenco, de quien dependerá ahora el Ballet Flamenco.

El artista sevillano quiere recuperar la escuela bolera con su obra 'Metáfora'

"Hemos aunado la política en materia flamenca bajo la coordinación del Instituto Andaluz del Flamenco. Antes, bajo la dirección de Cristina Hoyos, el ballet tenía su propia estructura y eso era una descoordinación", apuntó el consejero de Cultura, Paulino Plata.

Con el cambio de modelo, el presupuesto del BFA -que en 2010 rondó la cantidad de 1.500.000 euros- se reduce considerablemente, aunque la cantidad final no se conocerá hasta que se monte la producción. De momento, Cultura solo pagará 15.000 euros por la coreografía y la Agencia del Flamenco, que se encargará de la producción y distribución, tendrá todos los derechos del espectáculo por cinco años. "Más barato ni en el Mato", bromeó Matilde Coral, presidenta de honor de la comisión, que actúa como órgano de información y asesoramiento en la que sus miembros participan de forma altruista.

"La propuesta me ha gustado mucho porque es un recorrido que incluye la escuela bolera, la danza clásica española y el flamenco. No se ha quedado nada atrás. La escuela bolera como no la cuidemos se nos muere, se ha metido en el baúl de los recuerdos y este niño la ha sacado", añadió la bailaora, máxima representante de la escuela sevillana.

"La primera parte de Metáfora se basará en la danza estilizada andaluza y la segunda, una suite flamenca muy colorista. Habrá 10 bailarines solistas, cinco chicas y cinco chicos y yo tengo en proyecto hacer un número de escuela bolera entre ambas partes, pero eso es una decisión que aún no he tomado y no dependerá solo de mí", explicó ayer Rubén Olmo quien comenzó a bailar a los nueve años y ha trabajado junto a grandes nombres del género como María Pagés, Javier Barón, Aída Gómez o Eva Yerbabuena. Después de ser primer bailarín del Ballet Nacional de España, Rubén Olmo formó compañía propia en 2006. Con Tranquilo alboroto obtuvo el Giraldillo a la Mejor Coreografía en la última Bienal de Flamenco de Sevilla, una cita en que se presentaba por primera vez como cabeza de cartel.

Las audiciones para el nuevo proyecto del BFA serán en noviembre y el espectáculo se estrenará en febrero de 2012, mientras tanto Olmo tendrá que alternar los compromisos de su propia compañía, con la que estará en Toronto (Canadá) el 15 de octubre, con la tarea de hacer renacer al Ballet Andaluz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de septiembre de 2011