Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:gente

Solidaridad en la alfombra roja

Eva Longoria y Antonio Banderas protagonizan en Marbella una gala benéfica para recaudar fondos para familias y niños pobres

Las puertas del hotel Villa Padierna, en Marbella, se abrieron anoche para acoger por segundo año la gala benéfica Starlite, con Antonio Banderas y Eva Longoria como anfitriones. Con un tono de solidaridad, Marbella renació de sus cenizas para recoger fondos destinados a familias y niños pobres.

A la entrada del hotel se comprobó la complicidad que existe entre los anfitriones. Eva Longoria lanzaba besos a una de sus amigas y organizadora del evento, María Bravo. Por su parte, Banderas acudió acompañado de su esposa, la actriz estadounidense Melanie Griffith, que adornó su vestido con una margarita amarilla, símbolo de su fundación.

A la gala acudieron, entre otros, los actores Paz Vega, Amaia Salamanca e Imanor Arias, el cantante David de María, el periodista y escritor Boris Izaguirre, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y la modelo Mar Saura. Personajes del papel couché clásicos de la noche marbellí de los ochenta le dieron el toque rosa a la cena, como Gunilla von Bismarck o Beatriz de Orleans.

Quinientos invitados pagaron mil euros por el cubierto en la cena de las estrellas

Quinientos invitados pagaron 1.000 euros por el cubierto para compartir la cena con las estrellas. En los jardines del lujoso hotel, el color azul iluminó toda la noche el escenario por el que pasaron artistas como Oceana, conocida por su single Try try, Marta Sánchez o el hermano de Michael Jackson, Jesmaine Jackson, que cantó en su funeral y fue miembro de los Jackson Five. Además, Jesmaine Jackson recibió anoche el Premio Humanario Starlite 2011 de la mano de la presentadora Anne Igartiburu y el actor Joseph Fiennes, protagonista de Shakespeare in love.

Durante la velada, patrocinada por Ford, algunos de los artistas aportaron su grano de arena subastando experiencias únicas: pasar un día con Eva Longoria en el rodaje de Mujeres desesperadas, dos vuelos a Río de Janeiro para asistir a Rock in Rio -con acceso vip y un tour por los backstages- y escuchar los conciertos de Lenny Kravitz, Shakira, Maná, Jay/Z y Coldplay, la asistencia a los premios Grammy o cuatro días en la casa de Formentera de Eugenia Silva. Experiencias por las que el año pasado se llegaron a pagar hasta 225.000 euros. Los fondos que se consiguieron anoche serán destinados a tres fundaciones Eva?s Heros, Lágrimas y Favores y Niños en Alegría.

Pero el glamour no se quedó en Villa Padierna, la fiesta continuó hasta altas horas de la madrugada en Purobeach, en Estepona, con la playa de fondo y sonando Carlos Jeans junto a Marta Sánchez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de agosto de 2011