Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Roberto, el guardameta querido

La afición del Benfica le abucheó y le señaló como culpable después de tres partidos oficiales, hasta el punto de que el club tuvo que desmentir en un comunicado oficial que lo fuera a traspasar. A Roberto Jiménez (Madrid, 1986) le acusaban de haber errado en varios goles -"uno no tiene siempre su día", comentó el técnico, Jorge Jesús- y le pesaba ser el segundo fichaje más caro en la historia del Benfica, solo por detrás del delantero Cardozo (11,6 millones) y por delante de futbolistas como Aimar y Ramires (7,5) o Saviola (5).

"Fui muy criticado desde el primer momento porque habían pagado un traspaso elevado por un portero desconocido", reconoció Roberto en su presentación en el Zaragoza; "se me negó el margen de error". En el club blanquillo, sin embargo, tiene ese margen -al fondo de inversión le interesa que juegue y "el técnico, Javier Aguirre, está contento por su incorporación", aclaran desde su entorno más próximo- y, de paso, ya tiene ganada a la afición, que le agradeció sobremanera su excelente participación en el club hace dos temporadas.

Roberto llegó al Zaragoza en el mercado invernal de 2010, con el equipo en el fondo de la tabla, cuando de una tacada se logró la cesión de siete futbolistas que finalmente revertieron la situación y lograron la salvación. Fiable a más no poder, se convirtió en titular, por delante de Carrizo. Pero no se quedó en el Zaragoza, que no podía pagar el precio de su fichaje. Así, se marchó al Benfica.

Criado en la cantera del Atlétic, en el que llegó a disputar cuatro partidos de la Liga y uno de la Champions -frente al Oporto, en 2009-, Roberto acumula 59 encuentros al más alto nivel (25 en la liga lusa y otros 19 en la española; siete en la Champions y ocho en la Liga Europa). Internacional con las categorías inferiores de España, ya suma un total de 18.350.000 euros con sus traspasos. El Atlético pagó 1,2 millones al recomprarlo al Recreativo en 2009, los 8,5 que desembolsó el Benfica y ahora los 8,6 que paga el fondo de inversión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de agosto de 2011