Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cura estafador considera un "escarnio" su ingreso en prisión

Colectivos vinculados al PP le brindan hoy un homenaje

El cura estafador Benigno Moure será aclamado hoy como "referente humanitario" por diversos colectivos ourensanos convocados por la federación vecinal Limiar, vinculada al PP, y por la Confederación de Empresarios de Ourense (CEO). La concentración, convocada para las 20 horas frente a la sede de la Fundación San Rosendo que ha continuado presidiendo el sacerdote, tras conseguir demorar el cumplimiento de la sentencia que lo inhabilitaba para ello y que ordenaba su ingreso en prisión, está planteada como un "homenaje" de los ourensanos al sacerdote. Moure está condenado por transferir a la Fundación San Rosendo todo el dinero y patrimonio de una anciana con alzheimer ingresada en uno de sus geriátricos. Los abogados del sacerdote recurrieron la condena sin que ningún tribunal aceptara sus argumentos. Al mismo tiempo, presentaron una petición de indulto al Consejo de Ministros, que no se ha resuelto.

La movilización social coincide con la deliberación del recurso

El homenaje que recibirá hoy Moure coincide con el último recurso que su letrado ha presentado contra el auto de la Audiencia ourensana que hace unos días lo obligaba a ingresar en la cárcel levantando la suspensión de ejecución de la condena que había basado en su delicada salud. Un nuevo informe, emitido recientemente por los forenses del Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga), llevó a los magistrados de la Audiencia a ordenar al condenado el cumplimiento de la pena en una cárcel dotada con medidas adecuadas al tratamiento de sus patologías.

Mientras colectivos ourensanos se preparan para rendir tributo en la calle al cura por sus "cualidades humanitarias", la Audiencia debe decidir sobre el recurso presentado por Moure contra el último auto. Sus letrados apelan a que la seguridad colectiva no se vería afectada por el hecho de que el cura no ingrese en prisión y argumentan que con la cárcel no se alcanzaría -considerando su avanzada edad- la reinserción social, fin último de las condenas.

El recurso destaca, además, que hacer ingresar en prisión al sacerdote solo supondría "el escarnio que ya viene sufriendo en silencio" y que tildan de "innecesario, ya que no se lo condenó a escarnio". Junto a ello, le piden a los magistrados que tengan en cuenta que "no existe riesgo de reiteración delictiva".

Mientras se siguen sumando colectivos profesionales -la asociación de talleres de reparación de vehículos y la de aseguradores- al homenaje popular de hoy, otras entidades, como la CIG, cuestionan el papel del PP y de la patronal ourensana en el llamamiento a la movilización ciudadana "por un estafador". El secretario comarcal de la CIG, Etelvino Blanco, entiende que "esta concentración disfrazada de apoyo a una trayectoria profesional" esconde, en realidad, "un intento por parte de algunos poderes de manipular a la opinión pública y a la justicia" para evitar que el cura "que se quedó con 600.000 euros de una anciana incapacitada" vaya a la cárcel. La CIG pide el cumplimiento inmediato de la sentencia por el sacerdote.

El de esta tarde no será el primer homenaje que reciba el cura estafador. Moure fue agasajado ya por el Gobierno de la Xunta durante los mandatos de Manuel Fraga que le impuso las medallas de oro de Galicia y la de Castelao, que Moure aún tiene en su poder. El Parlamento gallego no le ha retirado ninguna de estas distinciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de julio de 2011